Autovía de Montaña: Exabruptos de funcionarios públicos incitan a la violencia institucional

Ante el polémico proyecto del trazo de una autovía por la montaña que defiende el oficialismo, se suman distintos funcionarios públicos de Unión por Córdoba y el propio radicalismo a provocar más conflicto social.

32158520_389317431542509_5891859780447764480_n

Imagen: Asamblea en Defensa del Ambiente Córdoba.

Por Melina Dassano – @MeliDassano

El proyecto del puente sobre Lago San Roque y los abismos de la existencia de una Autovía de Montaña, propuesto por el gobierno de Juan Schiaretti en el año 2016, trajo sentimientos encontrados entre vecinxs del Valle de Punilla, a lo que se sumó el desconcierto y la confusión por largo tiempo, propia de la desinformación que se instaló desde los distintos espacios políticos, municipios y comunas.

En la audiencia por el ‘Puente sobre el Lago San Roque- Variante Costa Azul’ en Abril del año pasado, el intendente Eduardo Arduh, actuó en uno de los exabruptos, al responder al Geólogo Dr. Juan Carlos Ferraro, de mayor edad, invitándolo a pelear en las afueras de la audiencia, en el municipio de Carlos Paz, marcando unos de los hechos de violencia a un nivel paupérrimo. Un exabrupto no permitido a una persona que debe intervenir por la paz social.

IMG_8330

Imagen: Eduardo Arduh en la Audiencia Pública Variante Costa Azul- Lago sobre el Puente San Roque’

Parece que somos idiotas “la Universidad y todos los otros” y hasta “estúpidos”. Bien claro está la postura personal del presidente reelecto de la Comunidad Regional de Punilla Néstor Cuello, jefe comunal de Parque Siquiman, al referirse en otro exabrupto en la audiencia del año pasado. “No nos podemos negar a esto, porque ya nos ha pasado y le doy el ejemplo, cuando nosotros quisimos hacer el depósito de la planta de residuos sólidos urbanos, como deposición final, no la pudimos hacer, y en la actualidad cada una de nuestras localidades muchachos, seguimos teniendo basurales a cielo abierto y en muchos casos, le complicamos la existencia al intendente amigo Gabriel Musso. Cuando tuvimos la plata que eran 12 millones de pesos, saben a donde llevaron la plata – pregunta-”. ” Al bolsillo de ustedes”- murmuraron los oyentes-. “Pero no sean estúpidos” interviene, y continuó mencionando que lo perdimos y hoy lo tiene el Valle de Calamuchita. Al tiempo que Andrea de la Secretaría de Ambiente, le recuerda que estamos en el marco de la audiencia pública, donde se está evaluando la obra ‘Variante Costa Azul – Puente sobre el lago San Roque’. Y finalizó provocando “usté el de rojo, que despué lo espero en los estados judiciales” increpando al público una vez más a mostrar las soluciones: “Cuál es la alternativa que tené vos”, textuales palabras. Sin dejar de mencionar con detalle y solo a título de “beneficio” lo que provocará la continuidad de la obra en todo el Valle de Punilla. Como tantos otros que no hablaron de la obra del puente.

Audio de la exposición :

Pasado un año de los hechos, nos encontramos aún con las mismas metodologías informales y de pendenciero, tanto de parte de los políticos al referirse a los vecinxs quienes se oponen al proyecto, como en el hecho de presentar las obras públicas a la sociedad y habitantes del Valle de Punilla. Otra vez comunas, el municipio y la provincia, ocultaron y negaron el derecho a la información a sus propios habitantes.

En el caso de San Roque, la primera vez que firma la factibilidad Rafaela Espinoza , aduce no saber lo que hizo, cuando había estado con profesionales biólogos la noche anterior. Posterior a eso los vecinos hicieron pedido de información y  comenzaron a  cobrarles tazas de $85 en la comuna (prohibido por ley). No mostró en su momento la información que tenía, porque decía estar amenazada por el gobierno provincial y se sentía desprotegida, según trascendió en una reunión con más de cincuenta vecinxs. En las cercanías de la obra amenazaron a vecinxs con romper los parabrisas de los vehículos, aduciendo que es propiedad privada. La propia jefa comunal mandó mensajes a los vecinos que reconoce, invitándolos a pasar por la comuna para regularizar sus construcciones. Así mismo desde la empresa Chediack han emitido una serie de recomendaciones a través del personal muy mal entonados, como por ejemplo “morocha deja de joder en a montaña”. Y a otros vecinxs que lo atraviesa la traza, “veremos si logras el título de propiedad” le comunicó en una discusión un ingeniero de la obra. Como de la nada se incrementó el refuerzo policial marcando a quienes se opusieron a la continuidad de este “atropello” como le llaman los vecinxs.

En Bialet Massé ocurrió otra reacción, con una participación ciudadana que llevó a una manifestación y audiencia popular, exigiendo al ejecutivo que brinde información real sobre la traza de la Autovía y proyectos de desarrollo para la localidad. La semana anterior a la movilización, intentaron censurar un spot publicitario que convocaba desde la Asamblea de vecinos para la actividad de Audiencia Pública local, lograda por mayoría en el concejo, y vetada por el ejecutivo. Quien a su vez denunció penalmente a los concejales, hoy procesados. Al día siguiente de la congruente participación de la ya Audiencia Popular, se encontraron con la miserable realidad de que habían sido los asambleístas denunciados por pintadas en un edificio histórico y público, nada más y nada menos que por la presidenta del Concejo Deliberante Fabiana Carrizo, en su muro de fb, bajo injurias y acusaciones sin prueba, y aunque se le pidió que las presente, continuó desafortunadamente negándose hacerlo y que vayan por las vías que corresponden. Los concejales que participaron de la movilización también fueron señalados en fotos por medios de círculos y flechas. Testimonios de los vecinxs en las inmediación le comentaron a  Ecos Córdoba, que pasada las 2 de la mañana  las pintadas no estaban registradas, aún a las  6 de la madrugada,  las pintadas no existían. Lo que sí existió fue el rumor desde el partido oficialista, donde se invitó a militantes a romper con la paz social, donde parece que antes tuvieron que pagar viejas deudas. La policía de civil sin identificación y sacando fotos, también se hicieron presentes y acompañaron en los márgenes a la movilización.

Imágenes públicas de acusaciones e injurias contra asambleístas.

Imágenes públicas de acusaciones e injurias contra asambleístas.

Más tarde en el escenario de una charla informativa en la localidad de Santa María Punilla, precisamente en Villa Caeiro, colegio Juan Bautista Alberdi, se volvió a repetir un desafortunado hecho de vigilancia personalizada. Se hicieron presentes nuevamente los policías de civil. Invitados por los vecinxs a firmar la adhesión a la participación  a la Audiencia Pública, se negaron, se les pidió que se identifiquen y finalmente el Sargento y Cabo González, reconocieron haber sido mandados a buscar información, retirándose de inmediato del lugar. Los oficiales a menudo tienen la tarea de operar en distintos allanamientos y en los más reconocidos en los que actuaron, fueron en el Patio de la Pirincha en Cosquín y un Hostal de dos periodistas de Bialet Massé, críticos del oficialismo.

Imagen tomadas en la charla en la escuela Alberdi de Villa Caeiro.

Imagen tomadas en la charla en la escuela Alberdi de Villa Caeiro.


En la localidad de Cosquín se vivieron distintos acontecimientos similares, las expresiones de los funcionarios pueden ser tomadas como una postura genuina ante la defensa del proyecto del oficialismo. La realidad, es que pensar distinto puede costarte una carta del intendente enviada a los centros vecinales, invitando a deslegitimar a los vecinos que reclaman por desmontes en las inmediaciones de los barrios, calificándolos de violentos, como un chiste de mal gusto. Sumado a esto, un pedido municipal de enviar a pintar garitas de colectivos, donde artistas montaron obras sobre registros de fumigaciones, en campos de cultivo hoy certificados por BPA (Buenas Prácticas Agrícolas), donde están siendo afectados barrios colindantes del Condado y San Jorge. “Años de luchar para que nos pongan una garita y hoy no solo nos fumigan, también nos censuran”, comenta a este medio una vecina, además amenazada por la Autovía de Montaña, “como si fuera poco tengo unas cabañas y todo el entorno natural será afectado por esta obra”. La excusa del gobierno municipal, de no oponerse al gobierno provincial por el miedo de no contar con los fondos de la provincia, hace denotar situaciones repudiables hacia quienes deben responder a las necesidades de los habitantes, sean de cualquier clase social o color político.

Son varias las situaciones de represalias en materia ambiental que podríamos situar  a lo largo del corredor de Punilla. En Icho Cruz, otra vecina fue intimada a cancelar su deuda luego de presentar una carta de pedido de información a la comuna, sin perjuicio de ir contra el funcionamiento gubernamental, por lo contrario como lo indica la ley, en la necesidad de conocer la protección que el gobierno hace a la naturaleza y de los habitantes, por lo cual fue citada a abonar una abultada deuda de tasa municipal. Si no fuera que al poco tiempo fue citada nuevamente por haber pintado en la calle como se hizo en todo el país en las plazas públicas, por el día de la memoria con pañuelos blancos, no hubiésemos reaccionado. Otro hecho  reciente se vive en Charbonier donde artistas les fueron negadas por el mismo motivo, la participación en las fiestas patronales. Es de no creer como duele en esta provincia -vinculada con los actos de los derechos humanos, la costosa idiosincrasia de perseguir al que piensan diferente.

 Los exabruptos vinculantes

Los “vecinos comunes” y “los hombres del pueblo” es lo que me predispone a escribir sobre semejante rivalidad.  Luego de escuchar una entrevista de radio panamericana sobre el polémico legislador Hugo Capdevilla (https://bit.ly/2KTZDno) . Hoy vecinos comunes se enfrentan a diferentes decisiones arbitrarias de los hombres del pueblo, casi en su mayoría de género masculino, presentan a sus gobiernos como grandes castas o reinados. Así es que en repetidos años, los dueños del pueblo, giran en torno al poder político partidario para asfixiar el progreso, y lo expreso con sentido vecinal, en el cual trasciende como lema “El progreso no cueste vida”, es el lema que se traslada a lo largo del Valle de Punilla. No imagino otra lucha a largo plazo como los fue Monsanto en el Valle de Punilla, no imagino que aún en el 2018 exista una salida hostil para dar solución a  los conflictos socioambientales, al punto de llevar todo reclamo al ámbito de la política partidaria. No porque el reclamo en cuestión, no esté relacionado al ámbito de las políticas públicas sino, porque el que se opone siempre busca un cargo político, siempre es igual y así te ponen palos en la rueda para gobernar, así es como interpreté el reclamo el intendente Marcelo Oliva, ante nuestra presencia y en la apertura del concejo deliberante de Bialet Massé, quien además me cedió amablemente la silla y con el que acuerdo, al fin y al cabo el pueblo es el mejor cliente hasta que reclama por el buzón que le vendieron fallado.

En sesiones legislativas de el jueves pasado “el Huguito” Capdevilla como lo llaman, cometió el tan esperado exabrupto en la legislatura de Córdoba cuando fijaban posición por la continuidad de la Audiencia Pública para el próximo 11 de mayo. Mencionó y se refirió a los vecinxs de San Roque, dijo que fueron a “apretar” a la jefa Comunal Rafaela Espinoza y recordó al final que no fue tan grave, al ser mujer estaba “bien” apretarla, distinto si hubiese sido a un hombre. El repudio vino seguido por las legisladoras presentes. Laura Vilchez, legisladora en el Frente de Izquierda, recordó claramente que “en su tercera intervención de  tres años que lleva como legislador, defendió hoy el proyecto de Unión por Córdoba de la Autovía de Montaña y para eso hizo uso de su machismo y discriminación, ya lo hizo en su gestión como intendente, donde desprecia la participación de las mujeres y hoy tiene que enfrentarse a una mayoría de ellas donde defienden la vida”. Lo que preocupa posterior a la exposición del funcionario, es el aplauso de todo el arco opositor de Unión por Córdoba. Cabe recordar el reconocimiento a la barra brava de talleres, para entender el funcionamiento del “rutón” que preparan para Punilla con 800.000 m3 de remoción de suelo en la zona del yacimiento de uranio Rodolfo, equivalente a 80 mil camiones, según lo describen los perfiles tomados de la propia ingeniería vial en el EsIA en cuestión y según la documentación pública presentada por un equipo técnico que pudo tener acceso a la capitulación millonaria del proyecto. Y tal vez se trate de un “pacto político” como lo definió García Elorrio, quien sabe porque debe tener investigaciones sobre estupefacientes sobre la ruta 38. 

Y como de eso no se habla, la herencia más pesada la recibe Mariana Caserio, ya que su padre viene planificando desde la cámara de diputados el proyecto de Autovía de Montaña como  “gran artesano” del Camino al Cuadrado. Mariana se refirió a la obra como necesaria, lo cual nadie al momento a cuestionado otra cosa pero, ahora menciona que el expediente es intachable, algo que deja mucho para refutar. Ahora, que sea una vergüenza que en el recinto se cuestione  este proyecto, como lo expresó en el recinto legislativo, le faltó decir: “esto en tiempos del general Menéndez no se discutía”. Hoy es la exponente número uno en la audiencia pública y junto a ello 50 funcionarios, bajo un reglamento de Audiencia Pública que expresa formalidades, “es por orden de inscripción” y entre ellos no prevé la reserva de asientos para autoridades. Como también aquel que no se presentó puede hacerlo a través de un escrito, por lo cual no deberían prohibir el ingreso a quienes quieren participar.

IMG-20180510-WA0077

Imagen: cargos públicos de los primeros 50 expositores.


Lo que les resultó más indignante en dicha reunión, es que se cuestione a la UNC y a la CNEA. Ahora, cuando se enteren que la propia ciencia los cuestiona como es el caso del Imbiv ( El Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal), cambia un poco la manija de que la UNC es quien avala el proyecto y hasta el propio Instituto de Investigación en Servicios Públicos e Infraestructura (ISSPI) -consultora que trabajó el EsIA-, anunció  en una entrevista en radio Suquía, que la universidad es muy amplia. A pocos días de la Audiencia el Imbiv solicitó el rechazó del Estudio de Impacto Ambiental y pidió que se consideren alternativas diferentes a la pedemontana. El mismo, presentado en la secretaría de ambiente por nada menos que la Dra. Sandra Díaz, quien el año pasado se incorporó por su prestigio y trayectoria a la Academia de Ciencia en Francia. 

Tantos reclamos desde distintas organizaciones no gubernamentales, instituciones públicas como la defensoría del Pueblo de la Nación, para tener que hoy considerar no solo a una de la audiencias más concurridas, sino más desafortunadas de la historia reciente. Y es el momento del Secretario de Ambiente Javier Britch, el encargado de dar licencia ambiental a este proyecto “alternativa 1- pedemontana”, quien semanas pasadas  se refirió no solo con desprecio a los vecinxs designados “ambientalistas”, además de marcar una lista poco feliz sobre los beneficios de la Autovía de Montaña. Interpretamos parece, dos conceptos diferentes de progreso, según a lo que “los hombres del pueblo” llaman “tranquilidad”. Nadie discute los plazos de la Ley 10208, ni su carácter participativo, que de hecho se han acordado un poco tarde algunos intendentes, en materia de desmonte y ordenamiento territorial. Por lo pronto lo que se cuestiona es el EsIA y por el cual Javier Britch, llama de “primer nivel”, calificando de antemano un estudio que tiene un plazo de 30 días después de su exposición de las partes en la audiencia, para luego ser aprobado. Y aún no siendo vinculante, deberían seguir considerando la ley 10208. Lo que resulta aún más grave es que confirme que la CNEA haya aprobado la traza cuando al día de hoy no ha mostrado los estudios. Solo al momento de deslegitimar a los vecinxs, recuerda que el reclamo es “inconducente” mientras la audiencia aún no ha ocurrido. Link a la nota de Sala de Prensa Ambiental y los audios https://bit.ly/2jS7HZH.

Y ya que somos fuente como medio digital en el EsIA, podemos reflejar dicha contradicción, ya casi una adicción para el ingeniero Britch, al señalar a ciertos “miembros de esa comunidad”, no sabemos a qué comunidad se refiere en particular porque en todo el corredor de punilla existe rechazo por su obra maestra, “están haciendo quilombo de gusto”, afirma. El problema es la violencia institucional que reflejó al  llamar a “contrarrestar esta movida -por las redes sociales- de la izquierda destructiva”, invitando a los propios compañeros peronistas, como si el pueblo mereciera de esta desafortunada chicana partidaria. El disgusto se lo lleva hoy la sociedad, la iglesia, los comerciantes y hoteleros en su conjunto y no afecta solo “algunos intereses” como dice “el Doctor” Britch, afecta la Vida de miles de habitantes. “Violencia es mentir” dice el manual de la calle. Violencia es saber que cada institución está colapsada, que la gestión administrativa se acostumbró en éstos venititantos años de opresión, a callar, a derivar el problema y a no mitigar los vicios de la corrupción, y no podía no mencionarla, la violencia institucional que se vive es el “daño irreparable” de la democracia y los palos en la rueda de una generación entera condenada al despojo, a migrar como las aves, tratando de que no le arrebaten el nido.

Ver notas anteriores >> ECOS Córdoba

Deja un comentario


+ siete = dieciséis

Your email address will not be published. Required fields are marked *