Hot! Bajo los escombros del cordobesismo

El escándalo Kolektor desató un nuevo maremoto en la provincia de Córdoba. Un documental revela el trasfondo detrás del proyecto El Camino del Cuadrado y las claves para conocer la figura de Horacio Miró, uno de los nombres que ha surgido en esta polémica mediática-judicial.

Mapa

Recorrido del Camino del Cuadrado. Gentileza: Fernando Barri.

Por Lea Ross | @LeandroRoss

“Cuando le cubrís la espalda a él, le cubrís al otro”. Fue lo que le comentaba Hermann Karsten -en aquel entonces, directivo de la recolectora de rentas Kolektor, con una sonrisa de por medio- al periodista Tomás Méndez, quien le realizaba una cámara oculta. Cuando hablaba de “él” se refería a Horacio Miró; y al comentar del “otro” aludía al Gobierno de Provincia de Córdoba.

El escándalo Kolektor, dando entender a la empresa como una intermediaria para acallar a la prensa mediante sobornos con fondos públicos, generó un nuevo maremoto dentro del poder provincial. Sobre el caso particular, Karsten ofreció al conductor de televisión suculentas pautas publicitarias y oficiales, a cambio de no realizar investigaciones periodísticas que lo compliquen a su socio Horacio Miró.

Luego de que se filtraran las imágenes de las cámaras, un comunicado enviado por la empresa Britos SA confirmó que Miró, ex funcionario del gobierno de José Manuel de la Sota y Juan Schiaretti, ejerce actualmente el control de una parte del paquete accionario de aquella compañía. Se trata de una corporación que, según estimaciones, acaparó la quinta parte del presupuesto provincial pautado en obras públicas.

Uno de los proyectos salomónicos de Britos es la construcción de la Ruta E-57, también conocida como el Camino del Cuadrado. Fue iniciada en 2005 y hasta el día de la fecha no ha concluido su construcción.

Mientras la repercusión mediática-judicial sobre el caso Kolektor sigue latente, un documental sonoro acaba de trasmitirse y propagarse por la red. Se trata de una investigación sobre el negocio y las negligencias de esta obra, que ya de por sí es un paradigma del modelo delasotista. El cuadrado: Camino del cordobesismo es un corto radial de 20 minutos, realizado por Aníbal Abt, Franco Lencinas y Eliana Mena. Tuvo su estreno en el día de ayer por el programa Subversiones, que se transmite por FM Nuestra Radio.

En diálogo para ECOS Córdoba, Franco Lencinas detalló sobre el origen del documental, el saldo ambiental que generó las obras sobre la reserva natural Vaquerías y el trasfondo de un personaje poco conocido en el consciente colectivo cordobés.

-¿Por qué motivo te interesaste en investigar sobre el Camino del Cuadrado?
El primer motivo fue por el daño ambiental. Nos habíamos enterado por noticias periodísticas de que estaban produciéndose un daño ambiental durante la construcción del Camino del Cuadrado. Y ahí fue cuando nos contactamos con la Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Punilla, que es una ONG conformada por habitantes del valle, que por la preocupación de las obras decidieron asociarse y, por medio de abogados, generaron un recurso de amparo ante la Justicia para suspender la obra que se estaba ejecutando en ese momento. En aquel entonces, ya se estaba haciendo la bajada hacia Valle Hermoso y vieron que se estaba rompiendo toda la montaña. A través de eso, comenzamos una investigación y consultamos a distintas fuentes; sobretodo de Vialidad provincial. En el caso de Mario Espada, ingeniero de vialidad provincial, nos aportó información de que Vialidad no estaba interviniendo en la construcción de ese camino, sino que la responsabilidad del diseño y las variaciones de traza que estaba teniendo el camino era de la empresa Britos S.A. Porque en un comienzo, el Camino del Cuadrado bajaba en la localidad de La Falda, atrás del hotel Edén, y después fue modificado ese trayecto para hacer la bajada en la ciudad Valle Hermoso, donde el intendente es Jorge Caserio, hermano de Carlos Caserio, quien era jefe de gabinete del gobernador Juan Schiaretti. Y de ahí, atravesar una porción de la Reserva Natural Vaquerías, que pertenece a la Universidad Nacional de Córdoba.

Pablo y Franco

Pablo Ramos y Franco Lencinas, en el momento del estreno del documental en el programa radial Subversiones.

-¿Cuáles fueron esos daños ambientales? ¿Qué pudieron constatar?
En la construcción del Camino no se tuvo en cuenta la reserva. Los daños que pudo constatar la Universidad, a través de un estudio posterior a la construcción, se realizaron relevamientos y hubo afectación de la flora y la fauna, que es visible en la rotura del camino, sobretodo en la bajada a Valle Hermoso. Y el no menos importante es el de las cuencas hídricas, porque al pasar las topadoras y dinamitar en la zona de Valle Hermoso, los escombros se acumularon en escombreras que estaban a cielo abierto, que se ubicaban en la cima de la montaña. Cada vez que llovía, todos esos escombros bajaban a ladera abajo y tapaban todas las vertientes. Incluso se llegó a tapar de barro el dique de Vaquerías. Entonces, se nota una reducción considerable del arroyo y del pequeño dique. A partir de estos daños, la Universidad firmó dos convenios con la Provincia de Córdoba para remediar el impacto. Y en esos convenios, se pacta que la provincia iba a destinar una partida de 20 millones de pesos a la empresa Britos, la misma empresa constructora, para que arregle el daño ambiental que ellos mismos provocaron. ¡En lugar de hacer responsable a la empresa, la que se hace responsable es la provincia y le paga 20 millones de pesos más!

-¿Cuándo comenzaron con la investigación?
Comenzamos a mediados del año 2013. Nos llevó varios meses. La terminamos a finales de este año.

-A mediados de 2013. ¿Y en qué momento se toparon con el nombre de Horacio Miró?
Durante la investigación, a partir de un informe que realizó el programa televisivo ADN (en abril de 2013), sobre unos vuelos internacionales que realizaba el gobierno de la provincia, allí se menciona a varias empresas consultoras y contratistas del estado; y en ese momento se menciona a Britos y se lo señala a Miró como posible propietario de la empresa. A partir de eso, nos contactamos con Ricardo Fonseca, el legislador, para tener más información sobre esta empresa y los planes de obra. Y en ese momento, teníamos fuertes indicios de que Miró sería propietario de Britos, pero a nivel legal nadie podía probarlo. Hasta el lunes pasado, cuando la empresa Britos emite un comunicado deslindándose de las responsabilidades de Kolektor y las cámaras de ADN. Allí, en ese comunicado, firmado por el abogado de la empresa José Luis Palazzo, se lo menciona a Horacio Miró como uno de los propietarios accionistas de Britos.

Miro

Horacio Miró, previo a ser declarado ante la justicia federal por el escándalo Kolektor. Imagen: Canal 10

-¿Y quién es Horacio Miró?
Horacio Miró es un personaje que siempre estuvo siempre ligado al gobierno de la provincia de Córdoba, desde sus comienzos. Llegó al delasotismo, asesorado por el ex presidente Carlos Menem. Llega a la Agencia Córdoba de Inversión y Financiamiento (ACIF), que es una dependencia del Estado que se creó cuando De la Sota produjo la Reforma de Nuevo Estado. En ese momento, se crean unas agencias para descentralizar el rol que tenía el estado en las obras públicas. La ACIF se encarga de gestionar los créditos internacionales para las obras del gobierno. En aquel comienzo, en el año 2002, Horacio Miró fue titular de la agencia y luego pasó a ser interventor de la obra social IPAM, que se privatizó y pasó a ser APROSS. Actualmente, no ocupa ningún cargo en la función pública. Pero al ser dueño de una empresa que es contratada por el estado, existe un vínculo privado en años anteriores con el gobierno.

-¿El Camino le faltan solo tres kilómetros para terminar?
Claro, es una obra que no se terminó, a pesar de que tuvo varias inauguraciones. La última fue por el 2011, en plena campaña de gobernación para De la Sota.

-¿O sea que se terminará en la campaña de 2015?
Estaba previsto que se terminara en un plazo no mayor a seis meses, pero la obra no continua avanzando, ha quedado parada. Le quedan tres kilómetros que son el acceso a Valle Hermoso, lo que implica la construcción de una serie de rotondas para palmar con la ruta del Valle de Punilla. Se han destinado otros fondos a los planes de remediación y de mantenimiento, porque las características particulares del suelo y de la región montañosa exigen un mantenimiento constante de parte de la empresa Britos. Y por el momento no está previsto un nuevo plazo ni refinanciación para terminarlo. (NdR: Entiéndase que esos fondos de mantenimiento que recibe Britos provienen de la Tasa Vial)

-¿Cómo tomas la repercusión de lo que hoy se denomina como “Kolektor-Gate”?
Sería lamentable que los medios de comunicación o la oposición se centraran solo en Kolektor, desviando lo principal en esto, que sería cómo se maneja la obra pública en la provincia y las empresas encargadas, cómo se financian los créditos, por qué no se finalizan las obras y por qué se les otorga a empresas vinculadas al gobierno y solo realizan obras para el estado y nunca para privados. Creo que la justicia federal -y en esto algo de intervención tiene el gobierno nacional, porque los créditos internacionales se obtienen por aval nacional- tendría que controlar cómo se ejecutan las obras y quiénes ganan la licitación. Por lo que creo que no debería centrarse solo en Kolektor o en Hermann Karsten, sino que habría que ver muchísimo más el panorama. Parece ser solo la punta del iceberg que comprende algo mucho más grande, que es el negocio de la obra pública de Unión por Córdoba, no solo de De la Sota sino también de Juan Schiaretti y de varios funcionarios.

-Para terminar, ¿qué rol juegan las empresas desarrollistas inmobiliarios en el negocio del Camino del Cuadrado?
En principio estarían vinculadas, porque la mayoría de las obras públicas que realiza el gobierno terminan beneficiando a empresas privadas, como el caso Bugliotti o de Petrone. Si se toma en cuenta el Nudo Vial en El Tropezón o una serie de obras que se realizaron tanto en la Costanera como en avenida Colón, eso favoreció enormemente a Petrone y todos los desarrollos inmobiliarios que ha tenido esa zona (NdR: Frente a las obras del Nudo Vial El Tropezón, se encuentra el emprendimiento Ciudad Gama, de Jorge Petrone). Si vemos la autovía a Salsipuedes, es obvio que favoreció a empresas desarrollistas que habían comprado tierras en aquel momento a muy bajo costo y que luego, a partir de estas obras públicas que se hicieron, los valores de estas tierras suben de manera considerable. Es como si tuvieran el dato de cuáles son las obras que se van a realizar y en esos lugares compran tierras para desarrollar. No hay dudas de eso.

Aquí, el documental completo El cuadrado: Camino del cordobesismo:
(Título: El cuadrado: Camino del Cordobesismo [2014] / Producción e investigación: Aníbal Abt, Franco Lencinas y Eliana Mena / Dirección: Pablo Ramos / Edición y masterización: Ulises Hoyos Lozano / Licencia Creative Commons)

2 Comments

  1. HACE MESE QUE OBSERVO INDICACIONES MÉDICAS EN RECETARIOS CON LA SIGLA hp -HOSPITAL PRIVADO- QUE UTILIZA EL APROSS. HACE UNA SEMANA ME ORDENAN UN ESTUDIO EN LABORATORIO EN ORDEN DEL MENCIONADO HOSPITAL PRIVADO. SOY JUBILADA DE LA PROVINCIA Y ME ATIENDO EN EL EXESPAÑOL, HOY HOSPITAL RAÚ A. FERRERYA, CONCEPCIÓN ARENAL ESQUINA RICCHIERI DE BARRIO ROGELIO MARTÍNEZ DE LA CIUDAD DE CÓRDOBA. COMO ME LLAMA LA ATENCIÓN ES QUE LES ENVÍO ESTE COMENTARIO A VER SI USTEDES PUEDEN LLEGAR A LA VERDAD, YA QUE EN UNA DE ESAS DLS NOS VENDIÓ LA OBRA SOCIAL SIN AVISARNOS.
    EXCELENTE LA NOTA SOBRE EL CAMINO AL CUADRADO, MUY BUENA INFORMACIÓN!!

  2. cuanta corrupcion

Deja un comentario


seis + cuatro =

Your email address will not be published. Required fields are marked *