Hot! Bio 4 y su permanente accionar ilegal

Desde la Asamblea Río Cuarto sin Agrotóxicos hacemos pública una nueva irregularidad de la empresa Bioetanol Rio Cuarto S.A.,  planta que funciona en nuestra ciudad dedicada a la producción de etanol para combustible.

Laguna formada por el vertido de efluentes de la planta.

Laguna formada por el vertido de efluentes de la planta.

El día 3 de enero del 2014, inspectores de EDECOM (Ente Descentralizado de Control Municipal) constató la presencia de un camión atmosférico intentando descargar efluentes presuntamente contaminantes en la boca de  descarga de la EMOS (ente municipal de obra sanitaria). Los inspectores determinaron que las sustancias que intentaban derramar eran residuos industriales provienen de la planta de Bio 4. Además, según acta nº 2622, el inspector observó marcas de reiterados vertidos anteriores de los mismos residuos, lo que permite suponer que este hecho irregular no conforme a la normativa, es una práctica constante en el accionar de la empresa, poniendo al descubierto la incongruencia en la que incurre en su descargo la mencionada empresa  (hecha el 7 de enero del cte), en el que alude a una eventualidad excepcional “por dificultades en la recepción del producto a donde había sido destinado” (sic).

Cabe mencionar que en el citado descargo, la empresa intenta darle el carácter de subproducto comercial al residuo industrial, cuando esta sustancia no tiene la habilitación pertinente.

Por lo cual estamos ante una flagrante violación a la ley nacional de Residuos Peligrosos, nº 24051, art 2 que dice: “será considerado peligroso, a los efectos de esta ley, todo residuo que pueda causar daño, directa o indirectamente, a seres vivos o contaminar el suelo, el agua, la atmosfera o el ambiente en general”.

Consecuentemente y amparados en el principio precautorio de la Ley Nacional del Ambiente nº 25675, la Asamblea Rio Cuarto Sin Agrotoxicos sostiene que estos residuos industriales constituyen un peligro de daño ambiental y que la ausencia de información o certeza científica no deberá ser  utilizada como razón de postergación de medidas eficaces, en función de los costos, de impedir la degradación del medio ambiente.

Este hecho acontecido el día 3 de enero, se enmarca en una serie de incumplimientos sistemáticos por parte de esta empresa desde sus inicios hasta la actualidad. Las falencias respecto al tratamiento de los residuos industriales que genera la producción de etanol existen desde que la planta comenzó a funcionar en  agosto del 2012. Los vecinos de la zona junto con la Asamblea Rio Cuarto Sin Agrotoxicos denunciamos a lo largo del año 2013 el vertido ilegal de efluentes industriales en el  predio de la empresa y que inundan campos aledaños, sin contar con la autorización  de la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia para verter esta sustancia (Puntal 1/09/2013) y con un desconocimiento irresponsable de las consecuencias ambientales y sanitarias.

La imagen de la empresa Bio4 ligada a la ecología y la sustentabilidad entra en contradicción con el vertido sostenido e ilegal de residuos industriales, tal como certifica las actas de infracción nº 2336 y 2611 y el incumplimiento del plazo de 48 hs para presentar la habilitación del vertido de efluentes, según acta nº2611, labrada el día 18/11/2013.

Otras de las irregularidades que presenta la mencionada empresa  son la emanaciones olorosas (y sus consecuencias en la salud, denunciadas públicamente),  la inexistencia de monitoreo para saber si hay contaminación en las napas, la no adaptación de los piletones para el vertido  de efluentes en tiempo y forma (cuya readecuación fue exigida por el EDECOM en agosto del 2013), la ausencia de análisis físicos-quimicos y microbiológicos de metales pesados y  agroquimicos de los efluentes a la entrada a las lagunas, a la salida de la planta industrial  y del suelo de los campos inundados circundantes.

Y como corolario de las irracionalidades, Bio4 riega el suelo con una sustancia que el SENASA no autoriza como fertilizante y que carece de todos los análisis, además comercializa la burlanda sin la habilitación municipal correspondiente.

A todo lo expuesto se suma la indigna realidad de algunos vecinos que viven con carencias de agua potable mientras  la empresa utiliza  1,2 millón de litros  por día provista por el EMOS gracias a un convenio firmado el año pasado con la empresa para la ampliación de la red distribuidora.

Para concluir esta cadena de despropósitos la planta Bio 4 está funcionando sin certificado ambiental debido a que todavía no cumple con las condiciones exigidas por las normativas municipales.

Ante lo cual nuevamente incurre a otra transgresión gravísima a la Ley Nacional de Residuos Peligrosos,  art 7 que dice  “el Certificado Ambiental será requisito necesario para que la autoridad que en cada caso corresponda, pueda proceder a la habilitación de las respectivas industrias, transportes, platas de tratamientos o disposición y otras actividades en general  que generen u operen con residuos peligrosos.”

Quienes integramos la Asamblea Río Cuarto sin Agrotóxicos expresamos una vez más nuestro repudio ante el accionar de esta empresa y su existencia misma ya que constituyen un eslabón más del modelo productivo que impulsa los transgénicos, la expansión de la frontera agrícola, los desmontes en desmedro de la soberanía alimentaria.

Asamblea Río Cuarto sin Agrotóxicos

Deja un comentario


nueve + = catorce

Your email address will not be published. Required fields are marked *