Hot! Bouwer: Amenazas y agresiones al frente del basural

Fueron amenazados estudiantes y vecinos cuando filmaban un documental. Un policía cargó su arma y los apuntó. Personas con uniformes de la Municipalidad de Córdoba agredieron al camarógrafo.

Bouwer

Foto de archivo. Gentileza Bouwer sin basura.

Por “Bouwer Sin Basura”.

La agrupación vecinal “Bouwer Sin Basura” y la Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM) denunciaron agresiones contra estudiantes universitarios y una vecina de Bouwer cuando filmaban un documental frente al depósito de vehículos de la Justicia Provincial y al ex vertedero de residuos que la Municipalidad de Córdoba gestiona en la localidad de Bouwer.

Ambas organizaciones calificaron el hecho como “extremadamente grave” pues “la vecina y los estudiantes llegaron a temer por sus vidas ante la inaceptable y violenta actitud de un agente de seguridad y una patota compuesta por algunos empleados de la Municipalidad de Córdoba”.

Los hechos tuvieron lugar el pasado lunes en las inmediaciones de la Ruta Nacional 36, cuando Mónica Rescala, vecina de Bouwer, y cuatro estudiantes de la Universidad Nacional de Córdoba y la Universidad Tecnológica recorrían la zona para filmar un documental. El video se exhibiría en el marco de una charla-debate sobre vivienda y hábitat a realizarse el próximo miércoles en la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la UNC.

Hechos violentos

La vecina de Bouwer y cuatro estudiantes de distintas facultades de la UNC y la UTN se encontraban sobre una alcantarilla junto a la Ruta Nacional 36, frente al depósito de vehículos perteneciente al Poder Judicial de la provincia de Córdoba, cuando un automóvil se acercó a ellos. Del vehículo descendió un agente policial, que cargó su arma y los apuntó. Eran aproximadamente las 14:30 horas.

“Mientras nos apuntaba, exigía que nos identificáramos. Le explicamos que estábamos grabando un video para la facultad, pero recién bajó el arma cuando bajamos de la alcantarilla y uno de los chicos le mostró su libreta de estudiante”, relató la vecina. “También nos advirtió que tenían órdenes de ‘bajar’ a quienes entraran al depósito o pretendieran subir a las torres de alta tensión”, añadieron los estudiantes.

Minutos después ocurrió el segundo episodio. Esta vez junto al predio del ex vertedero de residuos de la Municipalidad de Córdoba, sobre el camino de tierra que comunica a la Ruta Nacional 36 con el pueblo de Bouwer. Los estudiantes intentaban registrar el humo negro que se desprendía de una quema al interior del predio cuando desde allí salieron 5 personas -4 de ellos con uniformes de la municipalidad de Córdoba- que agredieron al camarógrafo y amenazaron a la vecina de Bouwer y al resto de los universitarios.

“Estábamos filmando y se estacionó una camioneta blanca al ingreso del predio. Eran cinco personas completamente fuera de sí que bajaron del vehículo a los gritos exigiéndonos que nos identificáramos”, indicó Franco Chavez, estudiante de la Facultad de Arquitectura.

“Yo les dije que no tenían derecho alguno a pedirnos identificación porque estábamos en un espacio público filmando un espacio también público. Entonces uno de los municipales le dijo a otro que tomara la chapa de mi vehículo”, recordó Mónica Rescala. “Decidimos hacer lo mismo y filmar la camioneta y su identificación. En ese momento uno de los municipales se interpuso y le pegó a una trompada a la cámara. Mientras tanto, el resto profería amenazas, insultos y asumía actitudes violentas”, relató Augusto Oris, que estudia Cine en la Facultad de Arte de la UNC. “Llamamos a la policía de Bouwer por teléfono celular mientras nos retirábamos, pues temíamos por nuestra integridad física. Cuando nos íbamos ya había en el lugar unos diez empleados municipales”, añadió Emanuel Cárdenas, estudiante de Ingeniería en Sistemas en la Universidad Tecnológica Nacional.

Ambos hechos fueron denunciados en el destacamento policial de Bouwer.

Repudios

La Municipalidad de Bouwer se pronunció repudiando los hechos de violencia. La vecina y concejal Mirta Nievas afirmó que “Bouwer es un pueblo tranquilo. Es inconcebible que se den estos episodios de agresión en nuestra jurisdicción cuando se está haciendo uso de nuestro espacio público”.

La Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM), organización que acompaña la lucha de los vecinos desde el año 2008, también condenó lo sucedido. El Dr. Raúl Montenegro, presidente de FUNAM y profesor titular en la Universidad Nacional de Córdoba, señaló como “inaceptable” que la Municipalidad de Córdoba “la misma que agrede a los vecinos de Bouwer queriéndoles descargar más de 28 millones de toneladas de basura en los próximos 30 años, y que ya contaminó el lugar con 12 millones de toneladas, despliegue patotas para que la sociedad no sepa lo que allí sucede”.

Los vecinos de Bouwer, agrupados en “Bouwer sin basura”, la Municipalidad de Bouwer y FUNAM lograron que en el año 2010 se cerrara el vertedero que desde hacía 28 años operaba en esa localidad la Municipalidad de Córdoba. Quedaron enterradas allí más de 12 millones de toneladas de basura que siguen contaminando el aire, el suelo y el agua subterránea. Apenas 4 años más tarde, cuando todavía no ha remediado el vertedero cerrado, la Municipalidad de Córdoba vuelve a la carga y pretende localizar un otro vertedero a tan solo 600 metros de aquel lugar. El nuevo enterramiento recibiría 28 millones de toneladas de basura y tendría una vida útil de treinta años.

En las próximas horas habría presentaciones administrativas y posiblemente judiciales responsabilizando al intendente de Córdoba, Ramón Mestre, de las agresiones conducidas por personal municipal, y al gobernador José Manuel de la Sota por el accionar la fuerza de seguridad provincial. “Cualquier cosa que nos pase a los vecinos por culpa de la gente que tienen trabajando en los predios contaminantes que tienen en nuestro pueblo será culpa de estos dos señores”, advirtieron desde Bouwer Sin Basura.

También se espera que la Universidad Nacional de Córdoba condene públicamente estos hechos de violencia que involucraron a estudiantes de la Escuela de Ciencias de la Información y las facultades de Artes y Arquitectura.

“En este momento hay tres grupos de estudiantes de la UNC, la UTN y la Blas Pascal haciendo registros audiovisuales en Bouwer en el marco de distintos trabajos para sus respectivas carreras. Los estudiantes siempre fueron bienvenidos en Bouwer y queremos que puedan seguir acercándose al lugar a conocer de primera mano lo que allí sucede. Es fundamental que su seguridad esté garantizada”, apuntó la Lic. Nayla Azzinnari, asesora de la agrupación Bouwer Sin Basura.

No es la primera vez

A fines del año 2008 dos vecinos de Bouwer debieron ser atendidos en el Hospital de Urgencias después de ser golpeados con hierros y pateados mientras intentaban fotografiar cómo eran robados los carteles que en señal de protesta por la contaminación ambiental habían colocado a los costados de la ruta. Los agresores fueron cinco hombres. Al menos tres de ellos vinculados a la Municipalidad de Córdoba.

Deja un comentario


cuatro + dos =

Your email address will not be published. Required fields are marked *