Hot! Cañada Grande, un desastre ecológico y sus versiones

El arroyo Cañada Grande es un afluente del río Santa Rosa, el cual desemboca a muy corta distancia en el lago de Embalse. En Cañada Grande se instaló un vertedero de basura para las localidades del Valle de Calamuchita. Las irregularidades en su diseño y funcionamiento amenazan una cabecera de cuenca de la principal fuente de agua dulce de la provincia de Córdoba.

El secretario de Ambiente de Córdoba, Germán Pratto, junto a los intendentes de Embalse, Federico Alesandri, y Villa del Dique, Valeriano Torres, en Cañada Grande el jueves 22 de mayo de 2014. Bajo sus pies yacen enterradas miles de toneladas de basura sin tratar, en una cuenca activa que escurre hacia al lago de Embalse.

Por Cristian Ariel Basualdo.

El arroyo Cañada Grande es un afluente del río Santa Rosa, el cual desemboca a muy corta distancia en el lago de Embalse. En Cañada Grande se instaló un vertedero de basura para las localidades del Valle de Calamuchita. Las irregularidades en su diseño y funcionamiento amenazan una cabecera de cuenca de la principal fuente de agua dulce de la provincia de Córdoba.

Es difícil entender como un típico paisaje de las Sierras Chicas fue transformado en pocos años en un desastre ambiental. La Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) de Calamuchita, o vertedero regional, es promocionada por las autoridades locales mediante las más diversas versiones explicativas. Esta nota se propone repasarlas y contrastarlas con las evidencias disponibles del caso.

El proyecto fue impulsado por el presidente de la Comunidad Regional Calamuchita, legislador Carlos Alesandri, y financiado con el desvío de más de 20 millones de pesos del Plan Provincial de Manejo del Fuego. Sobre el asunto, el biólogo Raúl Montenegro, de la Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam), anticipó que “los contribuyentes pagan para que haya mejor prevención y control de incendios y para que se recuperen los ambientes quemados, pero no para que el gobierno favorezca el negocio de hacer basureros” (1).

Cuando se mezclan sumas millonarias, funcionarios políticos y obra pública, siempre aparece un empresario dando vueltas. En este caso Agustín Furgiuele, que para la ocasión formó la empresa Furgiagro SA (2). Desde un primer momento generó dudas que haya arrendado el campo, antes que el proyecto fuera confeccionado y autorizado. Algunos se preguntaron por que el Estado provincial debía expropiar un campo para un emprendimiento privado, y si no correspondía una licitación pública. “Porque yo soy así”, respondió Furgiuele, cuando fue consultado sobre los motivos de haber invertido dinero en la iniciativa sin tener el negocio cerrado (3).

Desde un comienzo la Secretaría de Ambiente de Córdoba presentó el proyecto como un hecho consumado. “Hay un 99 por ciento de posibilidades de que se concrete”, predecía en 2009 el por entonces secretario de ambiente, Raúl Costa. El conocimiento es otra cara del poder, y en los años siguientes esa dependencia provincial se ocuparía de generar la documentación necesaria para justificar el emprendimiento (4).

Cañada Grande es un lugar inundable

La elección de un sitio para la disposición final de los residuos sólidos urbanos es clave para minimizar el impacto ambiental, que perdurará en el tiempo de manera que los cambios son permanentes. Por eso se deben proponer varios lugares, descartar algunos y ponderar los restantes para seleccionar la mejor opción.

Todo lo contrario ocurrió con Cañada Grande. Su destino como lugar de sacrificio para toda la basura de Calamuchita, fue decidido antes de encargar estudio alguno (5). “En el 2008 se hicieron los censos y se determinó cual era el ejido puntual para cada localidad, San Ignacio quedó sin aprobar, entonces es como que hay una mala intención ya en esto”, comentó Andrea Kranewitter (6), miembro de la agrupación Calamuchita sin Basura.

Un problema lógico de depositar basura en un curso de agua, es que el lugar es inundable. Algo que confirmaron todos los estudios técnicos realizados con posterioridad (7). Consultado por las fotografías que exhibían el predio inundado, Carlos Alesandri dijo: “Es una falacia absoluta, es parte de la campaña de difamación” (8). Varios años después, y con las obras terminadas, la legisladora por Calamuchita, Noemí Magalhaes declaró: “Es una planta que se hizo con todos los requerimientos. A veces las lluvias traen problemas” (9).

Inundación en la cava Cañada Grande, el 23 de octubre de 2012. En la Carta del Instituto Geográfico Militar, hoja 3366-6, Cañada Grande está indicada como un curso de agua.

A instancias de los Vecinos Autoconvocados contra el vertedero regional, el Defensor del Pueblo de la Nación encargó a la Universidad Nacional de Rosario una evaluación del proyecto (10). Ante esta situación, los impulsores del vertedero mudaron el sitio de implantación al otro lado de la calle, y presentaron un nuevo Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) (11). El cual fue rápidamente autorizado por el secretario de ambiente (12). La Universidad de Rosario evaluó ambos lugares, determinó que eran inundables, y el Defensor del Pueblo de la Nación exhortó a la Secretaría de Ambiente de Córdoba a establecer un nuevo emplazamiento (13) (14). No obstante, el cambio sirvió de excusa a las autoridades locales, quienes a partir de ese momento respondieron a cualquier crítica diciendo que se trataba de una confusión, que hacía referencia al lugar anterior (15).

Para la lombriz el lixiviado es como un fernet con coca

El lixiviado está formado por la mezcla de las aguas de lluvia y otros productos procedentes de la degradación de la basura. Su tratamiento supone un elevado coste y en las ciencias del ambiente se acepta que el mejor lixiviado es el que no se genera.

Localidad de Embalse, noviembre de 2009. Se reúnen los intendentes de Calamuchita y funcionarios de ambiente para escuchar a un empresario español. El cual presentó una prensa de su fabricación y explicó que el sistema de compactado y extracción de líquidos, evita los lixiviados y aseguró que los fardos “no producen contaminación ni malos olores”. La jefa del Área Residuos Sólidos Urbanos de la Secretaría de Ambiente de Córdoba, Constanza Mías, recordó que se separaría la basura en cada localidad, entre orgánica e inorgánica, los orgánicos serían destinados a compost (abono) (16).

Y así, gracias a la colusión entre políticos y empresarios, nos vendieron como “de punta” una tecnología que en su país de origen tuvo un dudoso desempeño (17).

El proyecto contemplaba colectar los lixiviados en tambores y llevarlos a la planta de tratamiento de efluentes de Villa General Belgrano. Pero el presidente de la cooperativa de servicios públicos de dicha localidad, ingeniero Santiago Romero, señaló en julio de 2010 la imposibilidad de recibir los lixiviados: “En ningún lugar del mundo se vuelcan los líquidos prensados a una superficie de contacto” (18).

Ante esta encrucijada, el concejal de Villa General Belgrano y miembro de la ONG Cultura Ambiental, Alejandro Ferreyra,anunció su incorporación al proyecto: “Nosotros vamos a trabajar con 150 millones de lombrices (…) se comen 60 toneladas de basura orgánica por día. (…) Algo que parece un chiste pero para la lombriz el lixiviado de lo orgánico es como un fernet con coca” (19) (20). A su vez, Carlos Alesandri prometía: “Va a haber como 2 o 3 hectáreas de camas de lombricultura, donde se van a extraer compost y fertilizante, para aproximadamente 30 mil hectáreas” (21).

Un folleto distribuído por la Comunidad Regional en 2011, mostraba en su tapa una imagen de como se suponía se iba a ver la cava. Al leerlo nos encontramos con el título “Así será la recolección y tratamiento de los residuos en Calamuchita”, donde se enumeran las virtudes de la nueva tecnología, el punto 5 indica: “Con los materiales orgánicos hacer compost con lombrices californianas”.

Para marzo de 2013 la ONG Cultura Ambiental anunció su alejamiento porque el proyecto original no se estaba respetando. En este marco fáctico, los peores temores sobre el destino de los lixiviados se confirmaron cuando un reporte periodístico junto a un relevamiento fotográfico mostraron que eran vertidos a la calle (22).

¿Y a dónde va el agua? le preguntaron a Agustín Furgiuele, el empresario a cargo de la planta que anunciaba haber recibido 1.500 toneladas ese verano, la respuesta asusta: “antes se enviaba al terreno de al lado”, siguiendo con una minuciosa explicación de obras y procedimientos que nunca se concretaron (23).

Así las cosas, en diciembre de 2013, un vecino se presentó en la planta junto a su hijo y generó una pelea que terminó con varios lesionados. Además de reclamar una deuda de la Comunidad Regional, exigía que no arrojen más líquidos lixiviados desde las instalaciones, porque ingresaban al terreno donde vive, ubicado frente a las mismas (24).

Lixiviados en Cañada Grande, en febrero de 2014. “Hemos tenido momentos en que la planta a funcionado muy mal, hemos tenido momentos en que la planta a funcionado muy bien, hemos tenido momentos en que la planta a funcionado de manera regular”, explicó Gustavo Medina, intendente de Villa General Belgrano.

Para darse cuenta del peligro que representan los lixiviados en Cañada Grande, hay que remitirse al EsIA que señala como aspecto crítico: “La permeabilidad del suelo, que posibilitaría la migración de lixiviados RSU a los acuíferos subterráneos, con su consiguiente contaminación. Dado que estos acuíferos forman parte de la cuenca de captación del Río Santa Rosa, el que su ubica a 6 km del predio y 60 m.s.n.m. por debajo de éste, las consecuencias de su contaminación resultan aún más preocupantes” (25).

Se robaron el chip

¿Qué pasó? Ésta es la pregunta que se hicieron los Vecinos Autoconvocados que asistieron en noviembre de 2012 a la presentación de la máquina enfardadora (26). La cual no funcionaba correctamente, y desde el ámbito oficial señalaron que la planta estaba en etapa de ajuste y prueba. La tecnología finlandesa, alemana y española, que llegaba a Calamuchita para solucionar el problema de la basura (27), presentaba fallas elementales. “Un fusible de la máquina que ensuncha se había quemado, por lo cual había que resetear y reprogramar toda la máquina, una operación sumamente sencilla”, explicó Carlos Alesandri (28).

La planta arrancó desobedeciendo la resolución Nº 110 del Juez en lo Civil y Comercial de Río Tercero, Gustavo Massano, que ordenó “el inmediato cese de actividades” hasta tanto se contrate un seguro exigido por las leyes ambientales (Ley 25675 artículo 22). La causa actualmente está en manos de la Jueza Romina Soledad Sanchez Torassa.

Mientras tanto una cosa es segura, la cava de Cañada Grande nunca se vio como la imagen de aquel folleto distribuido por la Comunidad Regional. La cantidad de basura sin tratar aumentó con el transcurrir de los meses (29). En febrero de 2014, los Vecinos Autoconvocados presentaron en una conferencia de prensa la muestra fotográfica “Una imagen vale más que mil palabras”. Denunciaron que la basura es volcada sin tratar desde los camiones a la cava y luego tapada con tierra, también denunciaron la presencia de animales -vacas y chanchos- en la cava, y que los lixiviados eran vertidos al camino (30).

Basura sin tratar y animales en la cava de Cañada Grande, febrero de 2014. Unos meses antes, el por entonces ministro Manuel Calvo dijo que la planta: “Va a cambiar el paradigma del manejo de la basura en esta región y colocará a Córdoba a la vanguardia del resto de las provincias argentinas en esta materia”.

Frente a estas disfunciones manifiestas, el intendente de Villa General Belgrano, Gustavo Medina, precisó que: “Ha habido algunos hechos de vandalismo menor como esta cuestión que se robaron el chip y que la máquina no podía trabajar” (31). Tampoco le faltó sal a las declaraciones del intendente de Embalse, Federico Alesandri, cuando aseguró que la planta “funciona bien”, y que quienes la cuestionan “tienen una gran confusión (…) cuando surge algún inconveniente en el sistema, que es mecánico y puede fallar, prevé el enterramiento en la fosa de acuerdo a las condiciones que rigen en todos los enterramientos provinciales controlados” (32). Casi contradiciéndose con las de Constanza Mías unos años atrás: “No es un enterramiento sanitario, es totalmente diferente a lo que se hace en Bouwer” (33) (34).

Para tener todo esto bien claro, el EsIA no prevé el enterramiento de basura sin tratar en la cava. Donde sólo se pueden acopiar “fardos constituidos por la fracción seca del rezago de RSU, resultante del proceso de separación y clasificación en planta”, y más adelante “Se recomienda no realizar acopios prolongados (mayores a 4 días) de RSU sin gestionar” (35). La Universidad Nacional de Rosario había señalado: “En el EsIA no se ha incluido el Plan de Contingencia correspondiente. (…) Un Plan de Contingencia debe incluir otros aspectos, por ejemplo (…) que hacer si alguna de las máquinas sufre un desperfecto, que se hará con los residuos que no puedan ser tratados” (36).

No es nada de lo que figura en el proyecto original

Cuando se gastaron los fondos del plan del fuego, la inviabilidad económica del vertedero se hizo sentir. Al abandono de la ONG Cultura Ambiental, le siguió el de la cooperativa de trabajo Resimundo, debido a la precarización laboral del personal que prestaba servicios en la planta, sumado a las malas condiciones de trabajo (37). La desbandada incluyó a Fungiagro SA, la empresa que había presentado el proyecto y era concesionaria de la planta.

“El negocio ya se hizo, ahora quedan las consecuencias” opinó Jorge Salgado, de Vecinos Autoconvocados (38). El vertedero regional nunca obtuvo la licencia social de los vecinos de San Ignacio. Y hay que reconocer que Salgado tenía razón al decir en enero de 2010: “Pasado un año cuando el sistema se sature o las máquinas se rompan, y nadie responda por ello, esta zona se va a convertir en el mayor basural de la provincia” (39).

Así lucía la cava de Cañada Grande en febrero de 2014. Unos meses antes, el por entonces secretario de ambiente, Federico Bocco, dijo que Calamuchita: “Cuenta con una Planta de Tratamiento regional adecuada para sus necesidades, con un funcionamiento impecable”.

El llamado “efecto Bouwer” se daba en Calamuchita. Todos generamos basura, pero en Córdoba nadie quiere tenerla cerca, la paradoja contra la que se estrellan los planes de tratamiento para los RSU. Es importante señalar que en Calamuchita una cierta indiferencia acompañó a los vecinos de San Ignacio en su reclamo. A muchos comerciantes de Embalse la planta de Cañada Grande les dejó de parecer una buena idea, cuando vieron lo que tenían que pagar por los residuos. Para mantener la planta hace falta una gran presión tributaria sobre las localidades del departamento.

Cuando menos es sorprendente que Carlos Alesandri expresara en 2010: “No me ven­gan con que ca­da uno en su ca­sa de­ba tra­tar su pro­pia ba­su­ra, por­que eso pa­ra mí no es una so­lu­ción, es una uto­pía”. Sin embargo, dos años después no tendrá inconvenientes en decir que: “Cuando los chicos tomen conciencia de lo que significa la basura, de como se tiene que tratar, ellos mismos en sus hogares van a tratar de tener lombricompuestos, van a tratar de separar la basura” (40). Las declaraciones de 2010 fueron realizadas para eliminar de un manotazo uno de los argumentos de los Vecinos Autoconvocados.

En abril de 2014, el técnico que confeccionó el EsIA, Henry Blas Leis, sentenció: “No es nada de lo que figura en el proyecto original” (41).

Basureando las cuencas serranas

Nacido en las postrimerías del programa Córdoba Limpia (42), el único efecto práctico del vertedero regional es transferir el problema de una localidad a otra, acentuando la contaminación en San Ignacio. En una cuenca activa que desemboca en el lago de Embalse. En el análisis de la cuestión, se debe considerar que la Universidad Nacional de Córdoba en trabajos realizados con alumnos y cuerpo docente, declaró en su momento que Calamuchita no es zona apta para vertederos regionales.

En la Comisión de Asuntos Ecológicos de la Legislatura, en 2010 el por entonces legislador Marcelo Falo sostuvo ante los vecinos de San Ignacio que el proyecto dejaba “más dudas que certezas”. Pero al día siguiente dijo que los detalles no interesan a la hora de aprobar la expropiación del predio.

Cañada Grande es una ilustración perfecta del retorcido funcionamiento de la política partidaria en Calamuchita. De un primer contrapunto entre la Unión Cívica Radical, el Frente Cívico y Unión por Córdoba, se pasó al enfrentamiento de esta última con el Frente para la Victoria. Santa Rosa y Villa del Dique iniciaron -con fondos nacionales- sus propias plantas de tratamiento de RSU. Sus intendentes, Claudio Chavero y Valeriano Torres, fueron tomando diferentes posiciones respecto a Cañada Grande, de acuerdo a la coyuntura política del momento (43). La planta de Villa del Dique quedó sin terminar.

Las imágenes de Cañada Grande convertida en un megabasural a cielo abierto levantaron mucho revuelo. La Comunidad Regional reaccionó relativizando las críticas, y junto a la Secretaría de Ambiente anunciaron el cierre y remediación de los basurales a cielo abierto de Calamuchita (44). Gustavo Medina expresó que quienes no están a favor de la planta se agarran de pequeñeces y hacen un mar de estas cuestiones.

Así fue como el secretario de ambiente, Germán Pratto, visitó Cañada Grande y confirmó que próximamente se adquirirá la membrana plástica necesaria para recubrir una segunda fosa que se construye en el predio. Para la foto con los intendentes se acondicionó una parte de la cava -a manera de set de televisión-, el resto sigue igual, con basura desparramada, vacas y chanchos (45). Lejos de reconocer algún error, Pratto destacó el trabajo que se realiza desde la Comunidad Regional en la materia y confirmó la continuidad de las tareas de clausura de los basurales existentes en la región pese a las críticas recibidas desde algunas organizaciones ecologistas de Calamuchita (46).

Un megabasural a cielo abierto. La cava de Cañada Grande el 25 de mayo de 2014, tres días después de la visita del secretario de ambiente provincial. El cual destacó el trabajo que se realiza desde la Comunidad Regional en la materia.

Ninguna organización ecologista que se precie de tal, va a criticar la clausura de los basurales a cielo abierto. Que en este caso no es definitiva, ya que en Embalse y Villa General Belgrano se seguirán utilizando para restos de poda y grandes RSU (47). Tampoco se necesita demasiada agudeza para comprender que al arrojar a la cava la basura sin tratar, no se redujo su volumen 5 a 1, y se llenó antes de lo debido.

Desde el cordón de las sierras chicas

Lo irónico del vertedero regional, es que una de las justificaciones del proyecto fueron los incendios. Mediante la estrategia del problema-reacción-solución, las autoridades instalaron a los basurales a cielo abierto como la principal causa de los mismos, y a Cañada Grande como su solución. “Anunciada por el entonces gobernador Juan Schiaretti allá por agosto de 2008 (en pleno incendio del cordón de las sierras chicas de Calamuchita)”, destacaba un diario local (48).

Pero después de los catastróficos incendios de los pinares en la zona alta de Calamuchita, que a fines del 2013 arrasaron 63.400 hectáreas, el 13,5 % del departamento (49), nos dimos cuenta que hubiera sido mejor regularizar las forestaciones de pinos. Los más de 20 millones gastados en Cañada Grande hicieron falta en otro lado. Al momento de los incendios 35 cuarteles de bomberos no habían recibido ninguna transferencia durante 2013 (50), el jefe del cuartel de Villa Yacanto, dijo que hacía dos años que no les llegaba indumentaria.

La planta de Cañada Grande no es solamente un desastre ecológico, también es un ejemplo de como la ciencia y las leyes ambientales, que deberían hacer de Córdoba una provincia sustentable, son controladas por la política partidaria, mercantilizadas y presas de un oportunismo exacerbado.

———————————————————————————————————————————————————————————

Referencias:

  1. Ecologistas califican de “ridícula” la iniciativa, 03/09/2009, La Voz del Interior.
  2. Furgiagro SA figura en un Edicto publicado en el Boletín Oficial de la República Argentina Nº 31.453, el 24/07/2008. Tres meses después, Furgiagro SA, inicia un trámite de habilitación con el nombre de “Aviso de Proyecto de vertedero controlado”, Nota Nº SECA01-582965053-808, con fecha 27/10/2008, registro de la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba.
  3. Calamuchita: ¿con un privado?, 17/09/2009, La Voz del Interior.
  4. Ante la Comisión de Ambiente de la Legislatura, el 15/06/2010, los funcionarios de ambiente no respondieron preguntas elementales tales como la profundidad de la napa en Cañada Grande, o la distancia al curso de agua más cercano, Legislatura de la Provincia de Córdoba, Cuerpo de Taquígrafos, 20º Sesión Ordinaria, 16 de junio de 2010
  5. Carlos Alesandri, en la sesión que aprobó la expropiación, relató: “Vino al seno de la comunidad regional -no a este legislador- una propuesta de una empresa que había alquilado un campo para extraer arena, para ponerlo a disposición de la comunidad regional”, Ver enlace del punto 4.
  6. Antonella Bettati, ¿Cuál es la salida para el problema de la basura?, 11/01/2010, Periódico El Valle.
  7. Para más detalles sobre la inundaciones en Cañada Grande ver del mismo autor de esta nota: El desastre ambiental del Vertedero Regional Calamuchita, 25/02/2014, No Queremos Inundarnos.
  8. Alesandri Carlos- Vertedero de basura, 05/02/2010, Noticias de Calamuchita.
  9. La Legisladora habló en Flash FM, 03/03/2014, Radio Flash FM 107.7
  10. Eduardo A. Venini, Carlos G. Barbieri, Análisis del Proyecto de Construcción de un Vertedero Controlado y Planta de Tratamientos de Residuos en la Comuna de San Ignacio, Departamento de Santa Rosa de Calamuchita, Provincia de Córdoba, Grupo Análisis Energético, FCEIA-UNR.
  11. El primer Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) fue realizado por el Biólogo Julio C. Moguillot, EsIA Proyecto Planta de Clasificación y Vertedero Controlado de Residuos Sólidos Urbanos en el Departamento Calamuchita, agosto de 2009. El segundo EsIA fue realizado por el licenciado Henry Blas Leis, presentado el 28/05/2010, donde se modifica el emplazamiento de la obra.
  12. Estudiando esta extraña iniciativa, vemos que los acontecimientos se precipitaron: Raúl Costa autorizó el proyecto el 09/06/2010, mediante la Resolución 540 registro de la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba. Y la Legislatura aprobó la expropiación del predio el 16/06/2010. Unos días antes de que se expidiera la Universidad de Rosario.
  13. Actuación DPN Nº 6462-09 Comuna de San Ignacio s/ solicitud de intervención vinculada al proyecto de construcción de una planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos.
  14. “Las conclusiones indubitables que surgen de todos los puntos estudiados durante la investigación respecto de ambos predios hacen desaconsejable la instalación del vertedero regional en esos lugares debido a su inundabilidad”. Defensor del Pueblo de la Nación.
  15. Carlos Alesandri manifestó en agosto de 2010: “Creo que el informe de la Universidad de Rosario, yo lo vi muy por encima, es sobre unas fotos que se tomaron de un lugar a tres kilómetros y medio donde está el emplazamiento”, Alesandri Carlos- Vertedero- Defensoría, 13/08/2010, Noticias de Calamuchita.
  16. Calamuchita acelera el debate sobre qué hacer con su basura, 11/11/2009, La Voz del Interior.
  17. Tomemos por caso la localidad de Santa María del Páramo, al sur de la provincia de León, donde se implementó el mismo sistema de “balas” de basura. Provocando uno de los problemas ambientales más graves de España. Ver: Vertedero No
  18. Romero Santiago- Lixiviados en cloacas VGB, 02/07/2010, Noticias de Calamuchita. No se puede soslayar que hay una nota otorgando la factibilidad del volcamiento de lixiviados en la planta cloacal, fechada en agosto de 2009 y que lleva la firma de Romero. No obstante él negó haberla firmado. Para ver documentación del vertedero regional hacer clic aquí.
  19. Ferreyra Alejandro, Lixiviados, 05/07/2010, Noticias de Calamuchita. Otra visión utópica del proyecto por parte de Ferreyra puede verse en: A pesar de las protestas, siguen las obras del vertedero en Calamuchita, 14/02/2011, El Puntal de Río Cuarto. Pero si algo se le debe reconocer a Ferreyra es su habilidad para contar cosas: “3600 millones de moscas  serán eliminadas de manera natural”, en La Planta de Tratamiento de Residuos sigue dando que hablar, 26/11/2011, 99.7 La Señal.
  20. “El EsIA presenta un capítulo denominado Planta de Compostaje, (Fs.93 a Fs.96), allí se indica que el sistema de compostaje será el sistema de pilas estáticas, agregando que puede hacerse sobre el suelo o pavimento. También menciona que la operación de la planta estará a cargo de la ONG Cultura Ambiental, (Fs.201) esta ONG indica el tratamiento se realizará en una instalación de lombricompuesto, que deberá ser construida por la empresa Furgiagro SA según las especificaciones de la ONG. Frente a esto se abre un par de interrogantes, el compostado se hará por pilas estáticas o por lombricompuesto, se hará directamente sobre el suelo o sobre pavimento”. Extraído de: Eduardo A. Venini, Carlos G. Barbieri, Análisis del Proyecto de…, Ver el enlace del punto 10, página 48.
  21. Alesandri Carlos- Definiciones por el Vertedero de Basura, 10/12/2010, Noticias de Calamuchita.
  22. “Con la basura dispersa en la cava y sin enfardar, las lluvias convierten a ese pozo en un caldo de líquidos lixiviados (jugos de la basura) que desagotan con un caño que lleva su cauce fuera del predio hacia  la calle y que sigue su curso en los campos lindantes”. Alejandro Montbrun, Vertedero Descontrolado, 07/03/2013, Alejandro Montbrun, Espacio personal dedicado a la ciencia política.
  23. Planta de San Ignacio: Entre enero y febrero se procesaron 1.500 toneladas de basura, 11/03/2013, Periódico El Valle.
  24. Confuso episodio en la Planta de RSU, 13/12/2013, Periódico El Valle.
  25. RSU: Residuos Sólidos Urbanos. Ver el enlace del punto 11, página 38.
  26. La planta de RSU sigue sin arrancar, 15/11/2012, Periódico El Valle.
  27. Se presentó la Planta de Tratamiento de Residuos de Calamuchita, 10/11/2012, Comunidad Regional Calamuchita.
  28. Exclusivo, Alesandri habló de todo, 12/11/2012, Radio Flash FM 107.7
  29. Fernando Colautti, Calamuchita: denuncian que el vertedero de basura funciona mal, 14/03/2013, La Voz del Interior.
  30. Febrero de 2014 -El Vertedero al día de la fecha-, No al Vertedero Regional en Calamuchita.
  31. Primicia: Medina muy duro con Chavero, 14/05/2014, Radio Flash FM 107.7
  32. El vertedero de residuos genera polémica, 24/03/2014, La Voz del Interior.
  33. Acuerdan crear un vertedero de basura para Calamuchita, 03/09/2009, La Voz del Interior.
  34. Durante 28 años, la basura de la ciudad de Córdoba y otros 17 municipios periféricos se depositó en Bouwer, una localidad cordobesa de 2.000 habitantes y 107 años de historia, ubicada 17 kilómetros al sur de la capital provincial. Ver: Bouwer sin basura.
  35. Ver el enlace del punto 11, página 39 y 49.
  36. Ver el enlace del punto 10, página 51.
  37. Eduardo Farías, a cargo de Resimundo, en mayo de 2013 contó: “Llega Javier Cortese que es un representante de medio ambiente (…), ni bien llega lo primero que instala en la planta es que la separación a él no le importa”, Eduardo Farías- Resimundo, 02/05/2013, TV El Sauce.
  38. Autoconvocados en conferencia de prensa reclamaron por Cañada Grande, 25/02/2014, Radio Flash FM 107.7
  39. Vecinos autoconvocados siguen su lucha contra el vertedero en Calamuchita, 22/01/2010, El Puntal de Río Cuarto.
  40. La primer declaración se encuentra en: La Defensoría del Pueblo de la Nación analiza el conflicto por el vertedero, 18/02/2010, El Puntal de Río Cuarto. Mientras que la segunda en: Se presentó la Planta de Residuos Sólidos Urbanos en Calamuchita, noviembre de 2012, TVo Calamuchita.
  41. Henry Leis: “No es nada parecido al proyecto original”, 08/04/2014, Periódico El Valle. Es muy recomendable: Alejandro Montbrun, Ambiente Denso, 04/04/2014, Alejandro Montbrun, Espacio personal dedicado a la ciencia política.
  42. Córdoba limpia fue un plan de erradicación de basurales a cielo abierto lanzado con bombos y platillos en 1999 y tenía previsto construir 13 vertederos regionales en toda la provincia.
  43. Cuadra señalar que la expropiación del predio de Cañada Grande fue votada por los bloques de Unión por Córdoba y el Frente para la Victoria. Si bien la pelea vino después, es acotada a algunos temas tales como los RSU. En otros no hay diferencias y trabajan mancomunadamente (Monsanto, Dioxitek).
  44. Calamuchita: evalúan planes de tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos, 26/05/14, Ministerio de Comunicación y desarrollo Estratégico, Gobierno de la Provincia de Córdoba.
  45. Tres días después de la visita de Pratto, como parte de esta nota se filmó el lugar: Videos de inundaciones 81, No Queremos Inundarnos. Ver también: Ganado en el Vertedero Regional Calamuchita, 25 de mayo de 2014.
  46. Ambiente supervisó funcionamiento del vertedero regional de residuos de Calamuchita, 26/05/14, La Mañana de Córdoba.
  47. En el informe de Universidad de Rosario se lee: “Otro aspecto a destacar es que ambos EsIA, no indican que se haría por ejemplo: con los residuos del barrido, con los residuos de la poda y recolección de hojas, con los residuos de gran volumen, con los residuos de la construcción es decir, con todos aquellos que forman parte de los RSU”. Ver el enlace del punto 10, página 58.
  48. ¿Cuándo arrancará la Planta?, junio 2012, Periódico El Valle.
  49. Datos del estudio realizado por el Servicio de Conservación y Ordenamiento de Tierras, de la Facultad de Agronomía y Veterinaria, de la Universidad Nacional de Río Cuarto.
  50. El dato, que surge de un análisis realizado por La Voz del Interior sobre casi 300 tickets electrónicos de pagos cargados en el Portal de Transparencia del Ministerio de Finanzas, fue confirmado por el secretario de Emergencia, Alberto Devoto.
Para esta nota fueron entrevistados Alejandro Montbrun (periodista), Carlos Barbieri (ingeniero director GAE) y Norma Pascual (Vecinos Autoconvocados).

1 Comment

  1. Es un calco de lo que pretenden realizar las autoridades del programa córdoba limpia en la ciudad de cruz del eje, el mismo “verso”…. me parece q a los ciudadanos nos subestiman nos quieren meter gato por liebre….delincuentes intelectuales.. metirosos de mier.. , soy josé gonzalez de cruz del eje…. aquí el pueblo está sobre alerta estamos comunicados permanentemente ya dijimos cortaremos la ruta y toda otra acción que haya que realizar la vamos a llevar a cabo cueste lo que cueste… por el bien de nuestra salud, y del futuro de nuestros hijos…, caso contrario habremos sido unos cagones por no defender nuestra dignidad Viva el pueblo de cruz del eje, aquí los esperamos.. ya lo corrimos a la mierda a pratto y a una abogadita que se hacía la bonita… HASTA LA VICTORIA SIEMPRE….!!!! aunque tengamos que dejar los huesos por esta lucha

Deja un comentario


uno + = siete

Your email address will not be published. Required fields are marked *