Hot! Cosquín: El Valle de Punilla tiene su propia feria agroecológica “En El Tanque”

El segundo domingo de cada mes y desde hace siete meses, tiene lugar al pie del Pan de Azúcar “Supaj Nuñu”, la feria agroecológica artesanal, del Valle de Punilla.

Por @MeliDassano

Por @MeliDassano

Por Melina Dassano | @MeliDassano

Se trata de pequeños productores y artesanos, un encuentro que se organiza con la propia autonomía y necesidad de los feriantes. De distintas localidades desde Giardino, hasta Tanti, se acercan para celebrar la música, compartir alimentos, la mística del folklore, danzas, traducido por sus artistas como un canto a la naturaleza. La autonomía los une y moviliza para producir y vender sus productos, con el fin de completar sus ingresos familiares a conciencia.

Las Ferias de Agricultura Familiar funcionan como una experiencia de economía social y solidaria. Ésta en particular funciona igual, a “pulmón”, desde fines del 2015 y una vez al mes, de manera autónoma. “Es un espacio para la cultura, para el intercambio, para generar una economía alternativa, para diferentes expresiones que emergen en la zona” reflexiona Marina una de las organizadoras.

Ofrecen desde miel, cerveza casera, alimentos orgánicos biodinámicos, artesanías, hasta ropa usada. Es la interacción de un grupo de amigos, desde donde nace la iniciativa del cual comparten de hace tiempo mingas, grupos de estudio, de danza, entre otras actividades que buscan un equilibrio en la alimentación sana, entre cultivar alimentos y utilizar algunas tecnologías alternativas para la construcción natural.

Por @MeliDassano

Por @MeliDassano

Raúl Chávez, agricultor de Villa Bustos, produce alimentos, verduras, leche a pequeña escala y genera productos orgánicos biodinámicos desde su espacio “ Latir de la Madre Tierra”. ECOS Córdoba lo entrevistó en el espacio de la feria.

Entrevista completa >>

ECOS Córdoba: Raúl nos va a contar como viene la producción en la zona, el cambio climático y los cambios económicos, para reafirmar los caminos elegidos en esta forma alternativa y tradicional de sembrar en el campo.

Raúl Chávez:  Yo empecé en el año 2012, con la idea de crear un emprendimiento orgánico- biodinámico, con la idea fundamental de mostrar que se puede cultivar orgánico y que hoy por hoy es necesario, ya no se trata de una alternativa sino de la necesidad de alimentarse sanamente. Está creciendo, se han sumado más personas, tiene un carácter también social. Es fundamental poder abrirlo socialmente y que ello vaya buscando su forma y ésta feria es una forma de las que se está manifestando en este momento, donde nos juntamos productores, procesadores, artesanos, etc., que los une lo que hace cada uno, lo puede mostrar y vender, comercializarlo.

EC: Este es un canal y un desafío bastante importante, una manera de difundir este conocimiento tan comprometido para unos, y otros tan mezclados con el sistema de consumo (masivo), que nos ha alejado del conocimiento sobre nuestro propio cuerpo, qué estamos comiendo y cómo compartir. ¿Socializas también con gente que te va ayudar al campo?

RCH: En el caso particular, la manifestación social se dió de esta manera, hace dos o tres años que vengo realizando y orgaizando charlas en mi lugar y se han dado distintas corrientes, como son el GRR (Grupo de Reflexión Rural), otros grupos de huertas, etc., como para abrirlo socialmente. Y ahora se está dando esta posibilidad, que me parece una posibilidad sana y un desafío grande a nivel social. Consiste en gente que ve la necesidad de comer alimentos sanos y no tiene el lugar, entonces vienen, y cultivan en mi lugar y se produce un intercambio de los productos que se van sacando.

EC: Y de saberes…

RCH: Si claro, aparte uno va aprendiendo todo el tiempo también, nunca se deja de aprender.

EC: ¿No es solamente la necesidad del consumo propiamente dicho que está instalado, sino una cultura y una educación a recuperar?

RCH: Claro, todo un desafío porque no es -digamos- lo habitual. Si esto sigue creciendo, me da la posibilidad de saltar productivamente, si esto nos da la posibilidad en dinero hay que ver la forma de socializarlo. No solo de un intercambio, de trueque, el desafío es grande, pero muy interesante porque estamos viviendo en una época donde hay un individualismo excesivo, entonces como sociedad estamos prácticamente peleando unos con otros, desintegrando. Por eso creo que esto es muy interesante para poder transitarlo, crear nuevas formas.

EC: ¿Crees que hay un canal de pobreza (cero) que se viene a practicar desde los sistemas del Estado? ¿Y en este caso, crees en el trabajo de volver a la tierra como trabajo y compromiso social de lograr eso, más allá de lo que quiere imponer el Estado?

RCH: Claro, justamente lo que el Estado nunca quisiera que crearamos autonomía, que podamos tener nuestro propio alimento, poder desarrollar la energía solar, renovables, alternativas como el Biogás,etc. Pero crear autonomía eso es fundamental como para poder de alguna manera resistir -si se puede decir la palabra-, a tanta opresión que hay a todos los niveles. El Estado de alguna manera está jugando un rol cada vez y en todo el mundo, de opresión, de manejar a las personas, de manipular. Entonces para poder crear libertad hay que crear autonomía.

Por @MeliDassano

Por @MeliDassano

En Córdoba, al igual que en Santa Fé, en Buenos Aires, Entre Ríos,  y en el mismo Cosquín hay productores que trabajan con agrotóxicos y no a conciencia, lo que sigue provocando el rechazo de vecinxs, además de la resistencia que ofrece nuestro cuerpo. En todo el país, de hace ya más de una década se abre el debate por una vida saludable. ECOS Córdoba dialogó con Luz, artista plástica que intervino en la feria “En el Tanque”, con un trabajo en contra de los agrotóxicos.

Entrevista completa >>

Luz Artista: Laburo mucho desde la mancha como expresión. Traje dos soportes: uno la calavera,  como identificando a los agrotóxicos y unos brotes de hojas identificando los orgánicos. Para que se identifique el doble mensaje. Los agrotóxicos están en todos lados, en los alimentos. Me focalizo en mirar eso, en los alimentos naturales, se cultivan y como en el proceso del mercado terminó siendo una industrialización, es un comercio que busca rendir más y nos meten un montón de venenos que consumimos diariamente y no esta bueno. Por eso me gusto esto de poder traer a la Feria, esta mancha, para que se pueda empezar a conocer y empezar a expresarnos en contra de esto. Consumimos productos por ignorancia, no sabemos ni cómo se llaman y los estamos consumiendo.

La artista en unas palabras repudia la falta de conocimiento que tenemos sobre nuestra propia naturaleza, estar informados sobre lo que consumimos y tener la posibilidad de elegir qué comemos.

Participar y comprar en estas ferias, es obtener un gran beneficio para la salud, podes obtener alimentos sanos, de calidad y alentar el trabajo autónomo que se organiza de forma social, productiva y comunitaria.

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario


+ cinco = catorce

Your email address will not be published. Required fields are marked *