Empezaron caminando y hoy quieren un corredor

Vecinos y vecinas de las Sierras Chicas proyectan la creación de un Corredor de Reservas Naturales.

Reservas Sierras Chicas

Por Daniel Díaz Romero (*)

El proyecto surgió en 2015 e imaginan a las Sierras Chicas de Córdoba como un Corredor que conecte a 12 Áreas Naturales Protegidas, que va desde las Reservas para la Defensa de La Calera hasta la de Ascochinga, un territorio de 62 km de largo que podría ampliarse aún más, según avance el trabajo planteado por la Coordinadora Ambiental y de Derechos Humanos, que agrupa a una decena de organizaciones de Vecinos Autoconvocados de la región.

A fines de junio, La Coordinadora organizó una histórica jornada de trabajo a la que asistieron representantes de gobierno de las ciudades de Córdoba, La Calera, Saldán, Río Ceballos, Salsipuedes, Agua de Oro y La Granja -entre otros municipios- y funcionarios de la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático de la provincia, del Instituto de Planificación para el Área Metropolitana (IPLAM) y de la Administración de Parques Nacionales (APN), sumados a Cátedras de la Universidad Nacional de Córdoba que realizan trabajos en la región.

Mapeo para la conservación

Vecinos de Sierras Chicas 1

Uno de los principales escollos con los que se encontraron para que el proyecto avance es que algunas ciudades de la región no tienen definidos sus radios municipales y hay un sinnúmero de Reservas Naturales creadas en los papeles pero que no están implementadas. Esto, fue lo que generó el puntapié inicial para la movilización de las organizaciones sociales y ambientales de Sierras Chicas.

Durante la Jornada realizada en la Reserva Bamba de La Calera, los participantes realizaron un diagnóstico de los valores para conservar que existen en esa región. El biólogo Cristian Schneider, integrante de la Coordinadora Ambiental y Derechos Humanos de Sierras Chicas explica que “en esta jornada integramos a muchas organizaciones y organismos públicos para desarrollar un trabajo de mapeo colectivo. La idea fue identificar de forma participativa, lo importante, lo valioso que constituirá el Corredor. La actividad consistió en construir una cartografía y describir los valores de conservación, estableciendo prioridades a partir de una valoración fundada en criterios ecológicos, sociales y culturales.”

Para Schneider, “el mapa será una valiosa fuente de información, porque vamos a procesar los datos que nos servirán para delimitar al Corredor de Sierras Chicas con la idea, tras realizar un diagnóstico, de consensuar inter-institucionalmente la concreción de nuestro proyecto.”

Vecinos de Sierras Chicas 2

Uno de los aspectos que surgieron de la jornada de trabajo, es que existen diferentes percepciones acerca de lo que significa implementar un Área Natural Protegida y de cuáles son las funciones que debe cumplir. “Por eso, es todo un desafío sentarse a expresar y discutir -técnica y políticamente- cuál es la importancia de este Corredor”, señala Schneider y agrega que “es muy importante tener a funcionarios públicos sentados en nuestra mesa, con la idea de empezar a promover el trabajo político, técnico e institucional que le va a dar fortaleza a las decisiones que se tomen”.

De esta manera, las organizaciones socio-ambientales de Sierras Chicas, integradas por habitantes serranos, técnicos y profesionales de la zona han pateado el tablero en la lógica de los conflictos socio-ambientales de la provincia, integrando a los organismos públicos para debatir su propuesta.

Cruzada de las Sierras Chicas

La Coordinadora reúne a unas 10 organizaciones de vecinos de una decena de localidades y es recordada por haber organizado -durante 3 años consecutivos- las históricas “Cruzadas de las Sierras Chicas por la soberanía del agua y la tierra”, caravana de habitantes serranos que caminaban más de 60 km. durante 3 días concientizando, en cada localidad a su paso, sobre las problemáticas y valores ambientales de la región.

Vecinos de Sierras Chicas 3

“Sabemos que es difícil, pero tenemos que saber convivir con los que toman las decisiones territoriales para que nosotros generemos políticas que sean implementadas y no termine solo en un discurso bonito. Queremos que tomen las medidas que consensuemos, como ciudadanos protagonistas de las políticas públicas”, concluye Schneider.

Artículos relacionados:
Actores sociales y problemas ambientales en las Sierras de Córdoba

(*) Autor del blog Sala de Prensa Ambiental.

 

Deja un comentario


+ uno = ocho

Your email address will not be published. Required fields are marked *