Mendiolaza sigue resistiendo

Vecinas de la localidad presentaron un recurso de amparo para frenar los desmontes y el gigantesco emprendimiento inmobiliario de El Terrón.

14095860_684382145046768_5343386130592423531_n

Por Lea Ross  |  @LeandroRoss

Vecinos y vecinas de Mendiolaza siguen manteniéndose firmes para tratar de frenar el emprendimiento inmobiliario de El Terrón, llevada a cabo por el Grupo Tagle. Por los pasillos de Tribunales I, presentaron un recurso de amparo para pedir el cese y recuperación por los desmontes que se llevan a cabo en la zona. La iniciativa contó con la participación de la asamblea Salvemos el Terrón y de la coordinadora vecinal Mendiolaza Vive. También contaron con el apoyo de la Asamblea de Sierras Chicas, vecinos de Malvinas Argentinas que luchan contra Monsanto, vecinos de ciudad de Córdoba que pelean contra la fábrica de Porta y del emprendimiento del Ex – Batallón 141, la ONG Greenpeace y la organización comunitaria cultural Tacua de Unquillo.

La obra “El Terrón” es un mega-emprendimiento de 280 hectáreas compuesto por cinco barrios privados más una cancha de golf de 18 hoyos. Sería el campo deportivo más grande de su tipo en toda América Latina. Vecinos de la zona vienen denunciando una serie de desmontes con topadoras que realiza Tagle en los terrenos. Se trataría de bosque nativo, donde está prohibido su desmonte por ley. A comienzos de agosto, fue noticia la clausura preventiva de la fase 2 de las obras, llevada a cabo por la policía ambiental, al no estar todavía autorizada para trabajar. Pero los desmontes de la fase 1 continúan, según aclaran los vecinos.

14183841_684382035046779_7165791421580399661_nArtículo relacionado: “La desaparición del bosque nativo implica la desaparición de personas”

“Lo que hicimos fue una acción de amparo que han presentado los vecinos de Mendiolaza, para solicitar el cese y la recomposición del daño ambiental, que se ha generado por los desmontes, autorizadas por la municipalidad y la provincia, a través de la secretaría de ambiente”, especificó el abogado Federico Macciocchi.

Artículo relacionado: Aprobaron El Terrón y se cumple “el sueño del intendente”

“Lo que apunta este recurso es detener las obras, cuantificar el daño y ordenar que se recomponga lo dañado”, especificó el jurista, quien asesora a las vecinas quienes pusieron sus firmas en el amparo. Además, Macciocchi recalca que todavía no se aprobó el estudio de impacto ambiental del emprendimiento, ni tampoco se llevaron a cabo audiencias públicas, tal como lo estipula la Ley Provincial del Ambiente.

“Nosotros estamos haciendo esto, porque ya hemos sufrido las consecuencias de los desmontes. Hace un año y medio, sufrimos las peores inundaciones en las Sierras Chicas”, señala Virginia Basualdo, de Salvemos el Terrón.

El actual intendente de Mendiolaza es el radical-macrista Daniel Salibi, quien permanece en su cargo desde el año 1999. En esa fecha, suSalibi primera política fue aprobar el primer barrio privado del pueblo, que es La Estancia Q2, también del Grupo Tagle. Desde entonces, la familia Tagle ha cosechado sus ganancias con el negocio inmobiliario, gracias a la privatización de los suelos en Mendiolaza. A partir de entonces, la localidad que se ubica en las Sierras Chicas padece períodos de sequía, a tal punto que requieren el transporte de agua mediante camiones cisternas. En contraposición, vienen padeciendo las inundaciones en los períodos de precipitaciones, como ocurrió durante el trágico y emblemático 15 de febrero de 2015.

“Hemos perdido la vida de once vecinos, y más de mil viviendas que han sido destruidas. Y sabemos que la causa es por el desmonte irracional que se vienen dando en las Sierras Chicas. Creemos que tenemos que proteger lo poco que queda, obligatorio para nosotros que somos los vecinos”, apunta Virginia de Mendiolaza.

Artículo relacionado: La Córdoba inundada, entre el cemento y el desierto verde

Dicha tragedia fue lo que impulsó que la municipalidad y el concejo deliberante de Unquillo, otra localidad de Sierras Chicas, ordenarán frenar el mega-emprendimiento El Montecito, por temor a que los desmontes y la impermeabilización de los suelos agudicen más la situación.

Artículo relacionado: Primer triunfo contra la voracidad inmobiliaria

Pero en el caso del intendente Salibi en Mendiolaza, continua firme en su postura de avalar el gigantesco emprendimiento, a costa de la pérdida de bosque nativo.

mendiolaza

“Nos estamos quedando sin vida en Mendiolaza”, señala la concejala opositora Alicia López Seco, quien hace años denuncia las irregularidades detrás de estos emprendimientos en Mendiolaza. “Era un pueblo apacible, tranquilo. Y ahora, el clima cambió –continúa-. Cuando no hay agua, tenemos la peor sequía. Cuando sí hay agua, nos inundamos como los peores. Porque hemos terminado encerrados entre siete barrios cerrados. Terminamos siendo el gallinero de los countries. Imaginate lo que sería si sigue en marcha este emprendimiento. Me encantaría que recuperemos la esencia del ser humano. Hay una división espantosa de los de afuera con los de adentro, a tal punto que hoy La Estancia Q2 tiene un cerco perimetral electrificado. Como la prisión de Alcatraz. Entonces, yo no me siento integrada en mi propio pueblo”.

En la Córdoba donde Monsanto está perdiendo su mayor inversión del continente por la lucha vecinal y de las organizaciones sociales, los vecinos de Mendiolaza no parecen quedarse atrás. Y sus pasos a seguir se tornarán visibles en los próximos días.

Artículos relacionados:
Ensayando una contradicción (sobre la película “Ensayo Mendiolaza”)
Inundaciones en Córdoba: entre la vulnerabilidad y el aguante

Deja un comentario


uno + seis =

Your email address will not be published. Required fields are marked *