Hot! Monsanto vs. Malvinas Argentinas: Momento clave

Por primera vez, la intendencia se reúnen con los y las activistas para llegar a un consenso sobre el conflicto. El próximo martes, se desarrollará una sesión extraordinaria en el Concejo Deliberante para consensuar determinadas medidas.

Portada1

Por Lucía Maina y Lea Ross

El viernes por la mañana, distintos vecinos y representantes de organizaciones sociales se reunieron con la intendente de Malvinas Argentinas, Silvina González, para discutir sobre la polémica planta de Monsanto, hoy en día frenada por distintas instancias judiciales y administrativas. La intendenta negó tener un posicionamiento a favor de la empresa, reconoció que hoy la empresa no está habilitada legalmente para presentar un segundo Estudio de Impacto Ambiental y se comprometió a tratar el tema en el Concejo Deliberante el próximo martes.

En el marco de la reunión, el grupo de autoconvocados y autoconvocadas que participan del bloqueo a la fábrica le entregaron a la jefa comunal un informe con documentación sobre la problemática de la planta de semillas de maíz transgénico que pretende poner en funcionamiento la multinacional. Entre los contenidos presentados se incluyeron: el decreto municipal de Río Cuarto que rechazó la instalación de una fábrica experimental de la misma empresa a fines de 2013, el amparo judicial que declaró como inconstitucionales los permisos de la empresa para trabajar en Malvinas Argentinas, los comunicados de distintas universidades que apoyan a los vecinos y vecinas que se oponen a la instalación, documentos con adhesiones a la misma causa por parte de referentes y organizaciones de distintos países de América Latina y Europa, y las opiniones de diversos juristas acerca de por qué legalmente la empresa ya no puede presentar un segundo Estudio de Impacto Ambiental luego de que el primero fuera rechazado por la Secretaría de Ambiente de la Provincia.

La intendente González aseguró a los manifestantes no tener un posicionamiento a favor de Monsanto. “Yo nunca dije que estaba de acuerdo con la instalación de la empresa”, dijo en referencia a una nota del diario La Voz del Interior. Y agregó: “Los puestos de trabajo nos hacen falta en Malvinas, pero si a consecuencia de esos puestos no va a haber paz social no”. Al mismo tiempo, reconoció que si bien en una primera instancia su gestión había planteado la posibilidad de realizar una consulta popular, actualmente la situación legal del proyecto se ha modificado. “Hoy, según lo que dice la ley, no pueden volver a presentar un nuevo estudio de impacto ambiental”, dijo la jefa comunal, aunque informó que hasta el momento la empresa no se ha comunicado con el municipio para presentar un segundo estudio y que por lo tanto el tema está paralizado.

Luego, los autoconvocados plantearon su preocupación ante la orden judicial enviada por el fiscal Victor Chiappero el pasado 30 de diciembre que establece la intención de desalojar el bloqueo que se mantiene frente a la fábrica.

- Les doy mi palabra: en estas condiciones, Monsanto no va a empezar a trabajar -dijo la intendenta González-. Yo me comprometo a que si entra una máquina a trabajar, yo me paro en el acampe con ustedes.
– Mire que esto se está grabando… -le señaló una integrante del bloqueo.
– Sí, ya sé -respondió-. Si la empresa entra una máquina, yo me paro en el acampe. ¿Ustedes me escucharon, no? -agregó señalando a los dos policías que estaban a su lado.
– Siii… -le respondieron los uniformados.

De cualquier manera, los vecinos y asambleístas plantearon la necesidad de que el municipio de Malvinas le de un rechazo definitivo a la transnacional. La concejala Vanesa Sartori afirmó: “Hace ya cuatro años que empezó el problema en Malvinas, y ya se están necesitando otras instancias legales y técnicas desde el Legislativo y el Ejecutivo municipal para dar una salida definitiva al conflicto”.

“Si querés pasar a la historia global por el resto de tu vida, tenes que decirle No a Monsanto”, le sentenció Lucas Vaca, vecino de Malvinas Argentinas a la intendente. Y remarcó tanto la división social y los prejuicios que ha generado este conflicto entre las familias de Malvinas, como la repercusión internacional que ha alcanzado la resistencia de los vecinos.

En el mismo sentido, una de las autoconvocadas del bloqueo señaló: “Es muy grave que después de mas de dos años de iniciado el acampe Reunión4a la planta, no se haya tomado una postura firme desde el municipio. Usted como intendenta tiene todas las competencias para frenar esta construcción”. Y añadió que la problemática que representa Monsanto no es lejana a lo que ya viene sufriendo la población de Malvinas Argentinas debido a las fumigaciones con agrotóxicos.

Desde la intendencia, se aseveró que el Ejecutivo no tomará ninguna decisión que no sea consensuada en el Consejo Deliberante de Malvinas Argentinas y que el próximo martes desde las 15 hs. se desarrollará una sesión extraordinaria para llegar a un acuerdo sobre el conflicto que se viene dando desde hace ya más de tres años. En ese marco, serían tres los temas a tratar entre los concejales: el análisis de la carpeta aportada por los activistas, evaluar qué hacer frente al pedido del fiscal Chiappero para desalojar a los acampantes y analizar un proyecto de ordenanza que presentará el partido Malvinas Despierta para reformar la zonificación de uso de suelo. Ésto último implicaría que el municipio adhiera a la Ley provincial de Uso de Suelo y declare el sector donde se encuentra el predio de Monsanto como zona agropecuaria no contaminante, como estaba categorizado originalmente.

“Denme tiempo hasta el martes”, cerraron desde la intendencia.

Balances

Consultados sobre el balances de la reunión, algunos de los y las activistas que participaron de la reunión rescataron la apertura al diálogo de la intendenta en comparación con lo que fue la gestión de Daniel Arzani, aunque a la vez mantienen ciertos recaudos de confianza. Otros caen más en la desconfianza que en la certeza.

“Lo celebramos, pero al mismo tiempo no confiamos. Hasta que no veamos un papel que diga que Monsanto se va de acá, no confiamos -apunta un integrante del acampe-. Nos cuesta un montón confiar después de un montón de atropellos ilegales basados en la justicia misma. Pero sí me parece positivo que hayamos podido llegar a un diálogo con la intendenta y los concejales presentes. Me parece que es un balance positivo y que es el inicio de un nuevo año”.

Reunión7En sintonía, la concejal Vanesa Sartori, la misma que días atrás recibió la famosa carta del papa Francisco apoyando el reclamo, recalcó el avance del diálogo: “Nunca se había dado la posibilidad de una reunión tan amplia, con actores presentes. Ya de vamos, es un avance. Además creo que también las instancias deben estar llegando a su punto final. Y nos sorprendió que ella aceptara algunas posiciones que nosotros planteábamos”. “Esta es la primera vez que se abre una apertura de éste tipo”,  agregó el concejal Hugo Mazzalay del mismo espacio político.

Finalmente, Eduardo Quispe, integrante de la Asamblea de Malvinas Lucha por la Vida Línea Fundadora, remarcó mayor escepticismo: “A nosotros nos cuesta volver a creer en la institucionalidad, cuando sabemos que hace bastantes años que vienen haciendo ordenanzas y legislaciones de forma sistemática  que vulneran los derechos de los ciudadanos. Y eso es una alerta para nosotros. Nunca confiamos en la legalidad. Por esas razones: el acampe”.

Artículo relacionado: Intendenta de Malvinas: “Monsanto no está en condiciones de presentar ningún estudio de impacto ambiental”

Deja un comentario


cuatro + nueve =

Your email address will not be published. Required fields are marked *