No a Monsanto en la Legislatura Provincial

Una nueva iniciativa, esta vez de orden legislativo, se sumó en el día de hoy a la resistencia a la instalación de la planta de la multinacional Monsanto en la localidad cordobesa de Malvinas Argentinas.

Durante la mañana, lxs legisladorxs del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), Liliana Olivero y Eduardo Salas, acompañadxs de integrantes de la Asamblea Malvinas lucha por la Vida, presentaron en mesa de entradas de la legislatura provincial un proyecto de ley que busca impedir la instalación de Monsanto en el territorio cordobés.

El texto del proyecto alcanza también las posibles asociaciones de la multinacional con otras empresas, como en el caso de Rio IV y FocSeed.

Ir a descargar

La necesidad de esta iniciativa responde, explicó Olivero en la conferencia de prensa, “a la ilegalidad e ilegitimidad que tiene la instalación de esta empresa concretamente en Malvinas Argentinas” y a que “la justicia ha sido connivente con los tres gobiernos, nacional ,provincial y municipal de Arzani para que pueda llevarse adelante este gran emprendimiento de una trasnacional que envenena a todo el mundo”. La problemática de Monsanto no es una cuestión exclusiva de lxs vecinxs de la localidad, agrega Olivero “sino de toda la provincia, ya que está en juego también el recurso hídrico y el daño que provocará la semilla Intacta”, una semilla de maíz que soporta el glifosato, y también a un segundo herbicida, el glufosinato.

Ir a descargar

Luego, Salas agregaba que “Hay leyes que impedirían que Monsanto se instale en Córdoba. Nosotros nos vemos obligados a intervenir con una ley que lo que busca es asegurar la ley”. “Las leyes preexistentes son totalmente claras, sobre todo la Ley General de Ambiente, que se debe intervenir desde el punto de vista preventivo, no cuando el daño está hecho. Esto es superior a la papelera frente a Gualeguaychú, supera la contaminación y es más grave”.

Ir a descargar

Para finalizar, Lucas Vaca, integrante de la Asamblea de Malvinas, agregaba: “Hemos llegado hasta aquí, si no nos dan bolilla en nuestro municipio donde nosotros realmente vivimos, tenemos que tomar nuestras medidas y llegar hasta lo más alto. Malvinas no es otro país, donde vulneran nuestros derechos, como ciudadanos y como argentinos, es parte de la Argentina.” Y reflexionaba, “de no haber sido por Barrio Ituzaingó, que levantó la perdiz, nosotros estaríamos viendo qué hacer. Pero gracias a ellos hemos podido levantar la lucha y llegar a esta instancia y reclamar lo mas importante como ciudadanos que son nuestros derechos. Queremos que nos dejen votar, queremos la consulta popular, porque es para todos y en interés de todos”

Los fundamentos del proyecto avanzan sobre las consecuencias sanitarias y ambientales que derivarían de la instalación de la planta, y la violación del art. 41 de la Constitución Nacional, a la ley General del Ambiente N° 25675 y a varios artículos de la Constitución Provincial y sus leyes provinciales derivadas.Se plantea como una cuestión de orden público, lo que implica que de ser aprobado no necesitaría reglamentación.

El proyecto deberá ahora tomar estado parlamentario y discutirse en comisiones, y es interés de sus autorxs impulsarlo también en el Congreso Nacional y en otras provincias, junto a lxs vecinxs de Malvinas.

Proyecto completo.