Uranio en el Valle de Punilla

Primer informe
En el contexto de la lucha para frenar la Autovía de Montaña en el Valle de Punilla, se visibilizaron diferentes problemáticas, entre ellas la existencia del yacimiento de uranio “Rodolfo”, ubicado entre las localidades de Cosquín y Santa María. Sin embargo es erróneo pensar que el uranio está presente solo en este yacimiento.
index

Imagen de @JavitoenRed

El yacimiento “Rodolfo”

Antes que nada, el uranio está presente naturalmente en todas partes del mundo. Lo que genera daño para la salud es la exposición a concentraciones altas de uranio, tanto por contacto, respiración de polvillo o por ingestión a través del agua.
Para entender la realidad de la situación, hay que distinguir ciertas cosas. El yacimiento “Rodolfo” se encuentra entre Cosquín y Santa María de Punilla donde se encuentran concentraciones altas de uranio. Es un yacimiento estudiado en los años 1960 y que nunca fue explotado. Sin embargo, el uranio se encuentra en concentraciones notables en zonas mucho más amplias del cordón serrano, como lo indica la CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica):
“Numerosos indicios uraníferos se localizan en limolitas y arcilitas calcáreas, de colores rojizos, correspondientes al Miembro Medio de la Formación Cosquín, que solo en el área del yacimiento Rodolfo ha sido evaluado. Los afloramientos de estas rocas se extienden a lo largo de 25 km, entre Capilla del Monte al norte y Bialet Massé al sur.”

Uranio en Agua: un análisis en Bialet Massé

Ante la amenaza del proyecto de Autovía de Montaña, y conociendo los posibles efectos del uranio sobre la salud humana, la Asamblea de Vecinas/os de Bialet Massé, decidió hacer un análisis de uranio en el agua en el barrio Playas de Oro del Lago. En ese barrio, potencialmente atravezado por el proyecto, el agua viene de un pozo cercano a la montaña y es administrada por la Municipalidad. La decisión se tomó entonces para vigilar futuras variaciones de concentración, si fuese que el proyecto se concretara.
Se tomó una muestra de agua de la red (red proveída por la Municipalidad de Bialet Massé) en la casa de una vecina de ese barrio, y se recaudaron con aportes de los vecinos los 2000 pesos necesarios para hacer el análisis de uranio. El estudio fue realizado en la Universidad de San Martín (Buenos Aires) por recomendación de diferentes profesionales y por el reconocimiento de la institución.
Unas semanas después se recibieron los resultados: 18,2 µg de uranio por litro de agua.

Límites que cambian según el año y el país

Ahora bien, ¿una concentración de 18,2 µg de uranio por litro de agua de red en Bialet Massé debería preocuparnos? Para contestar, miremos las recomendaciones internacionales. En el año 2011 la OMS (Organización Mundial de la Salud) establece un máximo de valor guía de Uranio en agua para consumo humano en 30µg/l. Según Greenpeace:
“Este valor sigue siendo provisional por la incertidumbre existente alrededor de su toxicidad, teniendo en cuenta que no ha sido posible aún definir con claridad una concentración de Uranio libre de efectos para la salud.”
De hecho, el valor establecido por la OMS en el año 1998 era de 2 µg/l, en el año 2003 se lleva a 9 µg/l y en el año 2004 asciende a 15 µg/l.
“En Australia el límite máximo para el Uranio en agua para consumo humano es de 20 µg/l según sus directrices de 1996. En Estados Unidos el valor máximo se estableció en 30 µg/l en el año 2000 aunque la Agencia de Protección del Medio Ambiente sostiene […] que actualmente sería factible al menos llevarlas a 20 µg/l.”
Ante esas variaciones de límites en el tiempo y el espacio, Greenpeace concluye:
“Por lo general estos parámetros […] son resultado de la puja entre la necesidad de proteger la salud y la presión que ejercen determinadas industrias.”
¿Qué ocurre en Argentina? Según el decreto nacional 831/93 y la ley 24.051, establece como valor máximo permitido ¡100 µg/l de Uranio en agua de consumo humano!
“Claramente se trata de un anacronismo de la legislación argentina, ya que en dicha reglamentación, realizada en abril de 1993, se adoptó como referencia la normativa vigente en Canadá –“Canadian Water Quality Guidelines”, aprobada en 1987. En ese país esa normativa fue revisada y actualizada a un valor guía de 20 µg/l en 1999. Es decir que la normativa vigente en Argentina está rezagada en relación a la evolución del conocimiento de los riesgos de este elemento.”
Es decir, hoy en día el límite legal en Argentina es 5 veces más alto que el que rige en Canadá, un país sin embargo que tiene 19 plantas nucleares en actividad.
Con estos datos podemos concluir lo siguiente:

  • 18,2 µg de uranio por litro de agua de red en Bialet Massé es casi el limite legal existente en Canadá, y el límite que recomienda la Agencia de Protección del Medio Ambiente en EEUU;
  • 18,2 µg/l supera el limite establecido por la OMS hasta el accidente nuclear de Fukushima en el 2011, año en el cual decide aflojar ese valor;
  • el límite indicado por la ley argentina no debe ser tomado como referencia, por más que les resulte conveniente a las autoridades.
Por ende, la Asamblea de Vecinos/as de Bialet Massé considera que esta medición de uranio es significativa y debe ser tomada en cuenta por los distintos gobiernos, empezando por el municipal.
(Ampliaremos en una segunda parte.)

Deja un comentario


dos + seis =

Your email address will not be published. Required fields are marked *